Jamaica | Fitch y Moody’s advierten a Digicel sobre calificación crediticia pendiente

73

Jamaica Observer

Tras anunciar que mejorarán la calificación crediticia de Digicel, las agencias internacionales de calificación crediticia, Fitch y Moody’s, han insinuado que la calificación revisada podría no ser tan favorable como se esperaba.

Esta última evaluación pendiente se produce cuando la empresa regional de telecomunicaciones con sede en Jamaica llegó a un acuerdo de 1.850 millones de dólares (1.600 millones de euros) para vender su unidad del Pacífico a la empresa australiana de telecomunicaciones Telstra Corporation Limited.

Fitch ha indicado que la solvencia crediticia mejorada de Digicel será limitada como resultado de sus maniobras “agresivas” para reestructurar su pila de deuda dos veces en los últimos años.

También se espera que Digicel busque la oportunidad más temprana para canjear lo que queda de un tipo de bono emitido el año pasado a ciertos acreedores, como parte de la reestructuración de la deuda, convertible en casi la mitad de las acciones de la empresa si no se sacan. para junio de 2023.

Unos 190 millones de dólares de estos bonos permanecen en circulación, lo que equivale a una participación potencial del 44 por ciento después de que Digicel recompró unos 10 millones de dólares de estos bonos a fines del año pasado.

Con 250 millones de dólares del monto de venta de 1.850 millones de dólares sujeto a que Digicel cumpla ciertos objetivos de ganancias en los próximos años, se ha informado que Digicel planea utilizar la mayor parte de los ingresos iniciales para canjear sus 1.05 millones de dólares de pagarés senior garantizados que normalmente vencen en 2024.

La mayoría de las notas senior no garantizadas por US $ 425 millones de Digicel vencen en 2025.

Digicel llegó a un acuerdo con ciertos tenedores de bonos a principios de 2019, después de meses de arduas negociaciones para retrasar la recuperación de su dinero, mientras luchaba por una montaña de deuda de más de US $ 7 mil millones y ganancias en declive.

El año pasado, la empresa regional de telecomunicaciones volvió a apuntar a los tenedores de bonos, negociando una amortización de la deuda de 1.600 millones de dólares, que la empresa argumentó que a los acreedores les iría peor si entraba en liquidación.

Dado lo anterior, el Irish Times informa que Moody’s ha indicado que su revisión puede conducir a una “mejora de varios niveles” de su calificación actual de Caa2 Digicel, que está siete niveles por debajo de lo que se clasifica como grado de inversión. Fitch ha señalado que podría mejorar su calificación de Digicel desde un nivel igualmente bajo de “bonos basura”.

Mientras tanto, Fitch advirtió que el “gobierno corporativo agresivo” de Digicel en la búsqueda de acuerdos de reestructuración de deuda en los últimos dos años, “sigue siendo una restricción” al alza para las calificaciones.

La agencia de calificación comentó que “el grupo tiene una estructura de propiedad y control concentrada junto con una estructura de grupo compleja que debilita tanto el gobierno corporativo de Digicel como el perfil crediticio consolidado del grupo”.

Los analistas dicen que es poco probable que Digicel vuelva en el ínterin a pagar dividendos a su fundador, Dennis O’Brien, que han estado en suspenso desde 2015, mientras el grupo lidiaba con sus finanzas, según observadores de la industria.

Digicel contrató a banqueros de inversión en Citigroup a fines del año pasado para asesorar sobre una posible venta de las operaciones del Pacífico, que abarcan Papua Nueva Guinea a Fiji, Samoa, Vanuatu Tonga y Nauru, después de recibir acercamientos para el negocio.

Después de la venta, Digicel estará activo en 25 mercados en todo el Caribe con acciones móviles líderes en la mayoría.