La disputa legal en la que se decidirá el estatus laboral de los choferes de Uber y Lyft en el estado de California inició un nuevo capítulo. Reuters informó que el juez Ethan Schulman, del Tribunal Superior de San Francisco, concedió una orden judicial preliminar que impide que, tanto Uber Technologies como Lyft, clasifiquen a sus conductores como contratistas independientes en lugar de empleados.

Recordemos que esta decisión del juez tiene como antecedente la moción de orden judicial, presentada en mayo por el fiscal general de California Xavier Becerra y los abogados de la ciudad de Los Ángeles, San Diego y San Francisco, que buscaba obligar a ambas empresas a formalizar a los conductores como empleados.

De acuerdo a la orden, Uber y Lyft violan el Proyecto de Ley de la Asamblea 5 (“AB5”), una nueva ley estatal que exige que las empresas clasifiquen a los trabajadores como empleados bajo dos condiciones: cuando las empresas controlan el método de trabajo o si la actividad que prestan a la empresa es una actividad regular.

De acuerdo al juez Schulman, los demandantes tienen una “abrumadora probabilidad” de comprobar que Uber y Lyft han clasificado a los conductores ilegalmente.

“Esta es una victoria rotunda para miles de conductores de Uber y Lyft que están trabajando duro y, en esta pandemia, incurren en riesgos todos los días, para mantener a sus familias”, declaró el abogado de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, en un comunicado citado por Reuters.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here