Justicia de EE.UU. condiciona fusión entre Liberty y operación de AT&T en Puerto Rico

0
83

Metro Puerto Rico

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (DJEU)  anunció que condicionó la adquisición por parte de Liberty Communications of Puerto Rico LLC de las operaciones de  AT&T en la Isla a que se deshagan de ciertos activos de telecomunicaciones basados ​​en fibra y cuentas de clientes. Justicia federal aprobó a WorldNet Telecommunications, Inc. (WorldNet) como adquirente.

La División Antimonopolio del DJEU presentó el viernes una demanda civil antimonopolio en el Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia para bloquear la fusión propuesta entre Liberty Communications of P.R. y la operación de AT&T en la Isla. Al mismo tiempo, el DJEU presentó una propuesta de acuerdo que, de ser aprobada por el tribunal, resolvería el daño competitivo alegado en la demanda.

“La fusión, como se estructuraba originalmente, habría eliminado la competencia por los servicios críticos de telecomunicaciones basados ​​en fibra óptica de los que dependen las empresas en Puerto Rico todos los días”, dijo el secretario de Justicia Auxiliar Makan Delrahim de la División Antimonopolio del Departamento de Justicia. “El acuerdo de hoy garantizará que las empresas en todo Puerto Rico continúen beneficiándose de una competencia vigorosa en la prestación de estos servicios”.

Según la denuncia del departamento, Liberty y AT&T son dos de los tres proveedores de telecomunicaciones por cable más grandes de Puerto Rico y poseen dos de las tres infraestructuras de red basadas en fibra más extensas de la isla. Liberty y AT&T utilizan cada una sus amplias infraestructuras de red para proporcionar conectividad basada en fibra y servicios de telecomunicaciones a clientes empresariales, incluidas empresas de todos los tamaños e instituciones, como universidades, hospitales y agencias gubernamentales. La demanda alega que la competencia entre Liberty y AT&T ha resultado en precios más bajos y servicios de mayor calidad para estos clientes. Según la demanda, la combinación de Liberty y AT&T dejaría a muchos clientes con una sola alternativa y a otros sin ninguna opción competitiva, lo que probablemente resultaría en un aumento de precios y servicios de menor calidad para los clientes empresariales en todo Puerto Rico.

Según los términos del acuerdo propuesto, Liberty, LCPR y AT&T deben vender ciertos activos de telecomunicaciones alámbricas y cuentas de clientes en Puerto Rico a WorldNet o a un comprador alternativo aprobado por los Estados Unidos. Específicamente, el acuerdo requiere la venta de (a) la red Columbus basada en fibra en el área metropolitana de San Juan que Liberty adquirió como parte de su compra de Cable & Wireless Communications en 2016.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here