Corea del Sur es el líder mundial en la red móvil de quinta generación, pero su implementación ha implicado fuertes gastos a sus operadores. Por ejemplo, la inversión en 5G llevó a KT a registrar en el tercer trimestre del año una caída en sus ingresos netos de 10.9 por ciento hasta los 184 millones 067 mil dólares (213 mil 300 millones de wones).

De julio a septiembre, la compañía elevó 23.4 por ciento su gasto de mercado, alcanzando los 621 millones 524 mil dólares (720 mil 200 millones de wones). También aumentó 5.8 puntos porcentuales sus gastos operativos en comparación con el mismo periodo de un año atrás, hasta los 5 mil 091 millones de dólares (5.9 trillones de wones).

La facturación de KT se colocó en 5 mil 360 millones de dólares (6.2 trillones de wones), sólo 1.9 por ciento arriba de lo ganado en el tercer trimestre de 2018. Aunque los ingresos por mercancías subieron 14.4 puntos (a 1.1 trillón), el resultado se vio afectado por una ligera disminución (-0.6% hasta poco más de cinco trillones de wones) en el segmento de servicios que representa el principal aporte del negocio.

El operador surcoreano cerró septiembre con 21 millones 771 mil suscriptores, una base mayor a los 20 millones 920 mil abonados (4% más) que tenía en el tercer periodo de un año atrás. De esa cantidad, un millón ya son usuarios 5G. En todo el país se contabilizan alrededor de tres millones de suscripciones a la nueva red.

La penetración 5G y LTE se incrementó 83.7 por ciento de julio a septiembre; por sí sola, la tecnología 4G elevó su alcance 4.8 puntos porcentuales, de acuerdo con su informe financiero.

En tanto, el crecimiento de la banda ancha fija ha sido menos acelerado. KT reportó ocho millones 904 mil conexiones, una cifra 2.3 puntos porcentuales superior al año pasado. La penetración de este servicio creció 60 por ciento.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here