La App Store de Apple sigue exponiendo a menores de edad a contenido inapropiado, según una investigación

Una investigación de 'Tech Transparency Project' asegura que los menores de 17 años pueden fácilmente evadir las restricciones de edad en la App Store de Apple.

202

Hipertextual-Gabriel Erard

Por años, Apple ha destacado las medidas de protección que ejecuta sobre la App Store. Sin embargo, una investigación de Tech Transparency Project (TTP) asegura que la tienda de aplicaciones sigue exponiendo a los niños a contenidos inapropiados, incluso cuando los de Cupertino saben que los usuarios son menores de edad.

Según el informe, existen vacíos en la App Store que permiten que un menor de 17 años acceda a aplicaciones que, en teoría, están limitadas a adultos. Tal es el caso de apps para citas, apuestas, o sexo casual, entre otras.

Los investigadores crearon una Apple ID falsa, utilizando datos ficticios para hacerse pasar por un niño de 14 años. La misma se asoció a un iPhone con el control parental desactivado, ya que así es como se encuentra configurado de forma predeterminada.

Con la cuenta en cuestión fueron capaces de examinar aproximadamente 80 apps, cuyo uso supuestamente está prohibido a menores de edad. Sin embargo, detectaron que, en la mayoría de los casos, es muy sencillo evadir las restricciones de edad.

Para graficar sus hallazgos, Tech Transparency Project ha compartido ejemplos que pintan el panorama con claridad. Al intentar instalar apps para adultos, la única “barrera” que encontraron fue un pop-up; en el mismo, Apple les solicitó que confirmaran que eran mayores de 17. Con un simple “Ok”, fue posible superar dicha advertencia. “Apple no hizo nada para evitar la descarga, a pesar de saber, en virtud de la Apple ID, que el usuario no tenía la edad suficiente”, publicaron.

Las medidas de Apple no evitan que menores de edad accedan a contenido inapropiado a través de la App Store

Hablando específicamente de las aplicaciones, la investigación puso la lupa sobre casos en los que se incumplen las condiciones para estar en la App Store.

Por ejemplo, UberHoney, una aplicación para unir a solteros en una misma ciudad que se encontraba entre las 50 apps de estilo de vida más descargadas de Estados Unidos, en marzo de 2021. Cuando la cuenta de menor de edad de TTP abrió la aplicación, inmediatamente mostró contenido pornográfico, incluso antes de pregunar la edad del usuario. Esa es una clara violación de las pautas de revisión de la App Store de Apple, que prohíben “material abiertamente sexual o pornográfico”. UberHoney está disponible en la App Store desde septiembre de 2020.

Tech Transparency Project
App Store - Mejores aplicaciones del año 2020 - Apple

Los investigadores se toparon con situaciones similares en apps destinadas a chats casuales, donde se comparten principalmente fotografías de desnudos. En varios de los casos listados, en ningún momento se corroboró la edad del usuario en cuestión. Pero Tech Transparency Project habla también de “reglas inconsistentes” en la App Store de Apple; y su ineficaz implementación no se limita al contenido sexual o erótico, sino también al juego y las apuestas.

La investigación de TTP descubrió que las aplicaciones de apuestas, sujetas a leyes que prohíben los juegos de azar para menores, generalmente son más exhaustivas para verificar la edad de un usuario (a veces requieren fotos de una identificación emitida por el gobierno), pero hay algunas excepciones notables.

Una de ellas es Cash Clash Games, una app de juegos de azar que promete a los usuarios que pueden “cosechar mega recompensas”. La misma le permitió a nuestro hipotético usuario de 14 años jugar, depositar y retirar dinero en efectivo. El único intento de verificar la edad se dio con una letra minúscula en la parte inferior de la página de registro, donde se indicaba el usuario manifestó que tenía 18 años o más.

Tech Transparency Project

Todavía queda mucho por hacer en torno a la protección infantil en línea

Lo que ratifica la investigación de Tech Transparency Project es que todavía no existe un método perfecto para proteger a los menores en línea. Además, al no estar estandarizado quién debe encargarse de la verificación de edad -Apple, mediante la App Store, o los desarrolladores de las aplicaciones, en este caso-, es más sencillo encontrar alternativas para evadirla.

“Apple y muchas aplicaciones esencialmente se pasan la pelota entre sí cuando se trata de bloquear a los usuarios menores de edad, lo que facilita que los adolescentes se cuelen en el sistema”, asevera TTP.