La audiencia de Televisa y el gasto en publicidad en TV abierta ‘se apagan’ en el último lustro

722

El CEO

Los cambios en la forma de ver contenido, el auge del internet y de nuevas plataformas para ver series, películas y videos, así como cambios en el ecosistema han generado cambios en el consumo de TV abierta, sobre todo desde la reforma en telecomunicaciones y radiodifusión aprobada en 2013.

Aunque hasta la fecha Televisa es líder de participación en términos de audiencia en TV comercial con 57.79%, la cifra es 9 puntos porcentuales inferior a la participación que ostentaba en enero de 2014, de acuerdo con el “Estudio de diagnóstico del Servicio de Televisión Radiodifundida en México” del IFT.

En ese entonces, año en que entraría en vigor la reforma en la materia, la televisora liderada por Alfonso de Angoitia y Bernardo Gómez contaba con una participación de 66.79%

Actualmente, Televisión Azteca cuenta con una participación de 31.70%, mientras que Grupo Imagen, que tiene ‘la pantalla encendida” desde hace menos de cuatro años, tiene apenas 6.35% de participación.

De acuerdo con la base de datos de Audiencias-Ratings TV Cinco Dominios Transición de Nielsen IBOPE, así está la participación de cada una de las principales televisoras abiertas:

De hecho, en tres de sus indicadores clave: audiencia, canales de transmisión y canales de programación, se modificó en años recientes, principalmente como resultado de licitaciones de concesiones y del acceso a la multiprogramación.

En México la televisión es el medio del que más usuarios dependen para ver contenidos audiovisuales: 90.6% de la población nacional vive en localidades que cuentan con cobertura del Sistema de Televisión Radiodifundida (STR).

El estudio revela que los Canales de Programación del STR mantienen una cuota de audiencia superior a 50% y son muy atractivos para los usuarios del Servicio de Televisión y AudioRestringidos (STAR): 36% de la audiencia total de la TV de paga fue generada por canales del STR en septiembre de 2019.

La publicidad, a la baja

En el estudio, realizado por la Unidad de Competencia Económica del Instituto, destaca también la contracción en gasto publicitario en el lapso comprendido entre 2013 y 2018 para la televisión radiodifundida.

En 2018, la mayor proporción del gasto en publicidad fue de 38.5% del gasto total en 2018, cuyo monto total es creciente, aunque la proporción destinada al STR ha disminuido en los últimos años.

De acuerdo con el estudio, en un lustro este rubro se contrajo 11 puntos porcentuales.

La provisión de TV ha experimentado cambios importantes en beneficio de las audiencias. En principio, tecnológicos, a partir de la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) y el uso de la multiprogramación.

Por otro lado, los cambios estructurales, a partir de la entrada de nuevos participantes en el ámbito nacional y regional vía licitaciones y otorgamiento de concesiones de uso público y social.

Y, finalmente, regulatorios, a partir de la determinación del Agente Económico Preponderante en el sector de Radiodifusión (Grupo Televisa) y la imposición de un conjunto de medidas asimétricas para evitar que se afecte la competencia y la libre concurrencia en la provisión de este servicio.