La banda ancha es cada vez más asequible en el mundo, pero no ha acelerado la adopción de Internet: UIT

Los servicios de banda ancha son más baratos en los países desarrollados, mientras una buena parte de las naciones en desarrollo y las más pobres aún no alcanzan un costo del 2% del INB.

1382

Los precios de la banda ancha móvil y fija han disminuido en el último año a nivel global en correspondencia con el ingreso nacional bruto (INB) de cada país: el servicio de voz es cada vez más accesible y las tarifas de datos móviles para 1.5 GB han caído 7 por ciento cada año desde 2013, además de que la agrupación de servicios disminuye más el costo de los planes, de acuerdo con el informe estadístico Tendencias de precios de las TIC 2019 de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Sin embargo, aunque es un factor importante, la baja de los precios no ha provocado que la penetración de Internet alrededor del mundo se dé de manera más acelerada, por lo que el organismo advierte que también se deben atender otras barreras para la adopción como la educación, falta de habilidades digitales, carencia de contenido relevante en las lenguas locales y una mayor calidad de Internet.

Al relacionar los precios de la banda ancha móvil con el INB per cápita, se observa que los servicios son más asequibles en los países desarrollados, al costar 1 por ciento del INB para un bajo consumo; en contraste, el servicio móvil de voz y datos para bajo uso en los países en desarrollo vale 7.5 por ciento en relación al INB, y en los países menos desarrollados cuesta 17 por ciento.

En ese sentido, Europa es la región del mundo con las canastas de banda ancha más accesibles para los consumidores. En 32 países europeos, el Internet y voz móvil valen menos del 1 por ciento del INB, como Luxemburgo, Austria, Suecia, Países Bajos, el Reino Unido o Italia; mientras que en todas las naciones el costo se coloca por debajo de 2.1 puntos.

La banda ancha fija también es más barata en los países desarrollados, al costar 1.4 por ciento del INB; en las naciones en desarrollo vale 13.4 por ciento; en los menos desarrollados alcanza en promedio el 35.9 por ciento en relación al INB, como en Uganda, Haití o Nigeria. Al mismo tiempo, la velocidad de este servicio es mucho más alta en las naciones de mayores ingresos (20 Mbps) y de apenas 1 Mbps en los mercados más pobres.

De acuerdo con el estudio de la UIT, a pesar de que la banda ancha se ha vuelto más asequible, todavía existen nueve países en desarrollo y 31 naciones menos desarrolladas que no han alcanzado el objetivo de que el precio de este servicio sea equivalente a 2 por ciento del INB para 2015, en línea con los objetivos de la Comisión de Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible.

La banda ancha móvil sigue jugando un papel clave en el cierre de la brecha digital, puesto que es más económica que los planes de Internet fijo. La UIT señala que en los últimos años, los costos de la banda ancha fija no han cambiado sustancialmente, aunque sí han mejorado su velocidad y se han incrementado las suscripciones, especialmente en los países desarrollados, como los europeos y algunos asiáticos.