El Economista Rodrigo Riquelme

Acaba de arribar a México, pero la brasileña Ativy ya prevé que para finales del 2021, un cuarto de su facturación global provenga de sus operaciones en el país. Para ello, la compañía destinará a sus nuevas oficinas en México la mayor parte de los 80 millones de reales —alrededor de 15 millones de dólares— que está invirtiendo en su proceso de expansión en América Latina.

Para Daniel Amato, fundador y vicepresidente de Ativy, la razón por la que la compañía ha elegido a México para expandirse en el mercado de América Latina es que se trata de un país muy parecido a Brasil, sobre todo en cuanto a economía y tecnología. De acuerdo con el directivo, aunque las empresas de ambos países experimentan un retraso en la adopción de servicios de nube, ha llegado el momento en el que comienzan a comprender la ventaja de contar con su información en un centro de datos de alta disponibilidad.

Según Amato, la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 ha acelerado este proceso y esta es la razón principal por la que recientemente la compañía abrió sus oficinas en México, con un equipo inicial de 12 personas que espera extender hasta 80 en 2021.

Fundada en 2012, Ativy es una empresa de servicios de nube creada por Daniel Amato y Tiago Garbim a partir de la venta de Ascenty, otra compañía que ambos habían fundado casi 10 años antes, en 2004. Ascenty es ahora el principal constructor de centros de datos en América Latina y también se ha convertido en uno de los principales socios de negocio de Ativy.

Por esta razón, aunque desde su llegada a México, Ativy está utilizando la infraestructura provista por los centros de datos de Equinix, Amato aseguró que en cuanto los dos centros de datos que Ascenty está construyendo en el estado de Querétaro estén listos, Ativy trasladará sus operaciones a estas nuevas instalaciones de alta disponibilidad. Con esto, la base tecnológica de la compañía se establecerá en Querétaro, mientras que las funciones comerciales serán atendidas en la Ciudad de México.

En 2020, Ativy planea facturar un total de 70 millones de reales —alrededor de 13.2 millones de dólares— cifra que espera aumentar a 110 millones de reales —20 millones de dólares— hacia 2022 y la compañía espera que un cuarto de estos ingresos, 27.5 millones de reales o 5 millones de dólares, provengan desde México.

“Queremos que en el final del 2021, nuestras operaciones en México representen 25% de toda la facturación de Ativy a nivel internacional”, dijo Amato, para quien los tres productos que le ayudarán a la compañía a lograr este objetivo son los servicios de nube híbrida, es decir la combinación de los servicios de nube privada de Avity junto con los servicios de nube pública que proveen empresas como Google, Amazon y Microsoft, de las que la brasileña es aliada.

Los otros dos servicios que la plataforma ofrece en México son aquellos orientados a la seguridad de la información y un servicio de telefonía en la nube.

El mercado de nube híbrida en México en el que Avity está dando sus primeros pasos alcanzará un valor de 210 millones de dólares en 2020 y supone apenas una décima parte del mercado de nube pública, que lideran Amazon, Google y Microsoft.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here