De acuerdo con el Reglamento de concentraciones de la Unión Europea, la Comisión dio el visto bueno para que Telia adquiera Bonnier Broadcasting, siempre y cuando cumpla con una serie de compromisos.

Telia anunció la adquisición de Bonnier Broadcasting el año pasado por 9 mil 200 millones de coronas suecas en efectivo y sin deudas.

La Comisionada Margrethe Vestager recalcó que con esta decisión “los consumidores en Finlandia y Suecia continuarán beneficiándose de una amplia gama de canales de televisión y contenido audiovisual a través de la televisión tradicional como del Internet”.

Esta decisión no fue tomada a la ligera, previamente la Comisión Europea realizó una investigación exhaustiva en la que recopiló información y recibió comentarios de los actores de varios niveles de la televisión, en particular de las cadenas televisivas y distribuidores minoristas de servicios.

Su principal preocupación era que la adquisición redujera la competencia en Finlandia y Suecia, excluyendo a los competidores de Telia en cuanto a distribución de TV al no tener acceso a los canales de pago básicos y gratuitos de la entidad fusionada, ni a publicidad de video a pedido (AVOD) y servicios de suscripción de video a pedido (SVOD).

Sin embargo, para abordar estos problemas de competencia, Telia se comprometió a brindar acceso a canales de televisión de pago gratuitos y básicos de Bonnier, así como a canales deportivos premium de televisión de paga a distribuidores rivales en Suecia y Finlandia en términos justos, razonables y no discriminatorios, con la opción de transmitir canales de Telia y Bonnier en su suscripción de TV en línea, y los derechos de grabadora de video personal en red.

También otorgará licencias de derechos OTT independientes a otro jugador del mercado en ambos países, sin limitar el acceso a sus propios servicios a través de Internet abierto, a saber, AVoD y SVoD, para los usuarios finales. Venderá espacios publicitarios en términos justos a proveedores de telecomunicaciones e Internet fijos, así como a distribuidores de televisión en Suecia y Finlandia.

Asimismo, Telia protegerá la información confidencial de los competidores al mantener las barreras de información entre sus negocios mayoristas y minoristas.

Los compromisos aplicarán por 10 años y la decisión de fusión estará condicionada al cumplimiento total de los compromisos. Se espera que la adquisición genere una tasa de ejecución total de 600 millones de coronas suecas en 2022 y se estima un cierre de la transacción el segundo día de diciembre.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here