Los semiconductores son el centro del proyecto tecnológico mundial. Los chips o semiconductores son componentes esenciales en los smartphones.

Apple Inc. comunicó que recortará la producción del IPhone 13 ante la escasez global de los chips (Bloomberg, octubre 12 de 2021).

Por su parte, Facebook se habría unido a la tendencia de Google y Microsoft, decidiendo disminuir la supeditación a Broadcom, Intel y Qualcomm y comenzaría a desplegar una estrategia para producir sus chips específicos para sus computadoras centrales (The Information).

Con la llegada de 5G se están utilizando también en automóviles, por lo cual han pasado a ser recursos estratégicos.

La insuficiencia de semiconductores en la fabricación de automóviles a llevado a SEAT, la empresa española (SEAT Motor España, Asturias Motor S.A., SEAT Deutschland GmbH) a proponer un Erte (Expediente de Regulación Temporal) entre el 20 de septiembre y el 30 de junio de 2022 en tres fábricas de Cataluña (Europa Press), sin precisiones sobre a qué porcentaje del personal de producción alcanzará.

Estados Unidos redujo su producción de semiconductores del 37 al 12 por ciento entre 1990 y 2021 (Intel). La novedad es que Intel invertirá 80 billones de dólares en Europa después de haber firmado en septiembre de 2021 un acuerdo con la Unión Europea, mirando la soberanía digital en el año 2030, adelantándose a la European Chips Act.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyden, anunció el 15 de septiembre de 2021 la European Chips Act y dijo que “el objetivo es crear un ecosistema europeo de chips de última generación, incluida la producción, garantizando nuestra capacidad de suministro y desarrollando nuevos mercados para la innovadora tecnología europea”.

La finalidad es aumentar durante la llamada Década Digital la producción de semiconductores desde el 9 al 20 por ciento al 2030, mirando al gigante asiático. Pero China en un lustro gozará de independencia tecnológica.

Todo este proceso empezó en Europa en diciembre de 2020 con la DSA (Norma de Servicios Digitales) y la DMA (Norma de Mercados Digitales). La Comisaría Europea de la Competencia, Margrethe Vestager, presentó la ambiciosa normativa para la Internet del futuro hasta 2030, una década.

También la Comisión Europea propone el Cargador Único para toda la UE (Reuters), lo cual sería efectivo en 2024. La meta es un estándar único para beneficiar a los consumidores facilitando la generalización del uso independientemente de la marca y reduciendo costos. Actualmente, predominan el micro USB, el USB-C y el Lighting de Apple.

Otra medida en esta dirección es la ampliación dispuesta por el Comité de Industria de la UE por diez años del roaming gratis dentro de la Comunidad para los residentes en la UE.

Toda la legislación digital europea está planificada para esta década y la tendencia es aumentar las responsabilidades de las grandes plataformas tecnológicas en cuanto a los algoritmos que utilizan en referencia al contenido.

Ciberseguridad

Según Luca Bertuzzi de EURACTIV, el programa de trabajo de la Comisión Europea para 2022 contiene una agenda de iniciativas digitales de Bruselas que incluiría en materia de ciberseguridad una Cyber Resilience Act.

Sería una ampliación del Reglamento UE 2019/796 del Consejo, elaborado en el marco de los supuestos ciberataques de China y Rusia, dirigido a implementar sanciones como la inmovilización de fondos y otros recursos económicos. Esta Ley de Ciberresiliencia de la Unión Europea contemplaría “un estándar común de ciberseguridad para dispositivos conectados”.

Se llama ciber resiliencia a la capacidad de resistir, proteger y defender el uso del espacio de los atacantes (incibe.es).

El tema de la ciberseguridad es una prioridad para los 27 países que integran la Unión Europea. Por ello, a fin de proteger su economía y el futuro digital, la UE está hablando desde octubre de 2020 de “encriptación cuántica” y de “instrumentar una Europa resiliente y digital” (Conclusiones de la Estrategia de Ciberseguridad de la UE: 22/3/2021).

La ciberdiplomacia

Al unísono y con el objeto de formar una coalición internacional, Estados Unidos hizo un llamado a una reunión virtual a treinta países, sin Rusia ni China, de la cual formaron parte representantes de Australia, Brasil, Canadá, República Dominicana, Emiratos Árabes Unidos, Unión Europea, Nigeria, corea del Sur, Sudáfrica y Ucrania.

La ciberdefensa

El tema pasa por defender las infraestructuras críticas.

La ciberdiplomacia y la ciberdefensa son los ejes de la estrategia de Estados Unidos.