Expansión – EFE

Caja de Depósitos y Préstamos ya posee el 9,8% del capital del grupo de telecomunicaciones Telecom, según ha informado a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC).

CDP, de propiedad estatal, sigue incrementando su participación en el coloso de las telecomunicaciones, después de que el pasado 1 de marzo anunciara que se había hecho con el 7,1%.

Actualmente el socio mayoritario de Telecom es el grupo francés Vivendi, que posee el 23,94% del capital, pero la junta directiva está controlada por el fondo de inversión estadounidense Elliott, que tiene un 9,4%.

Elliott se alió el pasado año con varios accionistas, entre ellos CDP, y logró imponerse a Vivendi en la junta directiva, donde cuenta con diez de los quince consejeros, mientras que los otros cinco son afines al grupo galo.

La situación de desequilibrio no gusta a Vivendi y por eso el pasado diciembre solicitó la celebración inmediata de una junta de accionistas para compensar el consejo de administración y destituir a algunos miembros designados por Elliott, empezando por el presidente Fulvio Conti.

Esta reunión se ha programado para el próximo 29 de marzo.

La junta directiva de Telecom secundó el viernes el trabajo que está realizando Conti y momentos después Vivendi urgió a los accionistas en un comunicado a “establecer un consejo de administración verdaderamente independiente”.

“Un consejo de administración neutral restablecería las condiciones de gobernabilidad adecuadas para permitir que la empresa sea dirigida en beneficio de todos los accionistas, empleados y otras partes interesadas”, se lee en la nota.

El consejero delegado de Telecom, Luigi Gubitosi, fue preguntado por los medios en Milán sobre cuál es el mayor desafío del grupo para 2019 y respondió que “convertirse en una empresa normal”.

Elliott y Vivendi mantienen una batalla de poder en el seno de Telecom y tienen diferencias en relación con el futuro de la compañía y la hipotética separación de la red fija del grupo italiano.

El fondo estadounidense es partidario de crear una nueva empresa, de la que Telecom conservaría entre el 25% y el 75% del capital y el resto se vendería a una sociedad independiente; mientras que Vivendi apuesta por transferir los activos de la red fija a una nueva compañía que estaría controlada al 100% por el grupo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here