La gestión de la energía es fundamental para 5G: Vertiv

421

Las capacidades avanzadas de gestión de energía en 5G serán fundamentales para resolver los crecientes desafíos energéticos y de sostenibilidad que dará la nueva tecnología.

Las redes 5G pueden ser hasta un 90 por ciento más eficientes por unidad de tráfico que las de 4G, pero aún requieren mucha más energía debido a una mayor densidad de red, una gran dependencia de los sistemas e infraestructura de TI, un mayor uso de la red y un crecimiento acelerado del tráfico.

Por eso, los operadores tienen dos formas de abordar esta problemática: adoptando las mejores prácticas de eficiencia energética en sus redes y alentando a que sus clientes adopten servicios habilitados para 5G para reducir el consumo y las emisiones. Así lo detalla el nuevo informe Por qué la gestión de la energía es fundamental para el éxito de 5G, realizado por la consultora STL Partners y el proveedor de infraestructura Vertiv.

El estudio destaca que 40 por ciento de los encuestados indicó que la eficiencia energética debería ser la primera o segunda prioridad para los operadores de telecomunicaciones al implementar redes 5G.

Entre las prácticas recomendadas que identifica el informe se encuentran: implementación de hardware y software diseñados y operados para una mayor eficiencia en la red; infraestructura de borde; implementación de programas de gestión de la infraestructura; adopción de una visión holística y completa del ciclo de vida de los costos y las inversiones en toda la red; y adopción de modelos comerciales, estándares y colaboración innovadores y no tradicionales.

En términos de influir en los comportamientos de los clientes para reducir el consumo de energía y las emisiones de carbono, el informe identificó tres industrias con potencial de mejora significativa mediante el uso de servicios 5G:

– El sector manufacturero podría lograr hasta 730 mil millones de dólares en beneficios para 2030 mediante el uso de 5G para permitir el mantenimiento predictivo avanzado y la automatización.

– Transporte y la logística podrían obtener hasta 280 mil millones de dólares en beneficios para 2030 a través de asistencia avanzada al conductor, infraestructura de tráfico conectado y entregas a domicilio automatizadas.

-El sector de salud podría reducir las emisiones a través de una mayor utilización de consultas y operaciones virtuales.