La industria de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) está dando un paso sin precedentes en la lucha contra el cambio climático, con el lanzamiento de la primera vía basada en la ciencia para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el sector de las telecomunicaciones.

El Objetivo Basado en la Ciencia (SBT, por sus siglas en inglés), desarrollado por la UIT, GeSI y la GSMA, describe las trayectorias de reducción de emisiones que serían necesarias para los operadores móviles, fijos y de centros de datos, con el objetivo de limitar el calentamiento global a 1.5 grados centígrados del Acuerdo de París.

La GSMA informó que América Móvil, Verizon, AT&T, T-Mobile y otros 25 operadores que representan el 30 por ciento de las conexiones móviles mundiales se han comprometido con el SBT.

“El acuerdo histórico de hoy subraya cómo el sector de las TIC está tomando medidas urgentes y sin precedentes en respuesta a la emergencia climática”, dijo Mats Granryd, director General de la GSMA. 

Agregó que “la industria móvil es uno de los primeros sectores importantes en el mundo en establecer voluntariamente un SBT para la reducción de emisiones”.

Los operadores de redes móviles que adopten el SBT deben reducir las emisiones en al menos un 45 por ciento para 2030.

Se espera que el cambio a electricidad renovable y baja en carbono represente la mayor parte de las reducciones durante este periodo, junto con los esfuerzos de los operadores para ser más eficientes energéticamente.

El anuncio forma parte de la hoja de ruta de acción climática de la GSMA para la industria móvil, que ya han revelado sus impactos climáticos, energía y emisiones a través del sistema de divulgación global CDP reconocido internacionalmente.

La industria también está comprometida con el avance de las innovaciones de tecnología móvil en áreas como Big Data e IoT que pueden permitir soluciones energéticamente eficientes y ambientales en múltiples sectores, incluidos el transporte, la fabricación, la agricultura, la construcción y la energía.

Un reciente informe producido por la GSMA y Carbon Trust calculó que el uso de la tecnología móvil permitió una reducción global de emisiones de alrededor de 2.135 millones de toneladas de CO2e en 2018. Estos ahorros de emisiones fueron casi diez veces más que la huella de carbono global de la industria móvil.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here