La infraestructura informática actual no está lista para el metaverso: Intel

Empresas como Meta nos han vendido la seductora idea de los mundos virtuales. Pero Intel considera que aún falta un largo camino que recorrer para alcanzar la capacidad computacional que requiere el desarrollo de un metaverso.

292

El metaverso se ha convertido en una aspiración para varias empresas tecnológicas como Meta (Facebook) y Epic Games.

La idea de la creación de entornos virtuales suficientemente realistas como para interactuar en tiempo real ha generado que se considere como la próxima plataforma importante en informática después de la World Wide Web y los dispositivos móviles.

Sin embargo, Intel piensa que para lograr el desarrollo de un metaverso será necesario actualizar “toda la plomería de Internet” y aumentar hasta mil veces la eficiencia computacional del hardware, sin olvidar que el software también necesitará mejoras con nuevos algoritmos y arquitecturas.

En un comunicado, Raja Koduri, vicepresidente Senior y jefe del Grupo de Sistemas de Computación Acelerada y Gráficos de Intel, explicó que la construcción de un mundo totalmente virtual requerirá de avatares convincentes, elementos detallados como ropa o tonos de piel realistas, objetos y captura de gestos tridimensionales.

Todos estos componentes deben renderizarse en tiempo real. Los dispositivos actuales no tienen la capacidad de realizar este tipo de tareas a pequeña escala. Por lo tanto, el procesamiento de tanta información a gran escala, para cientos de millones de usuarios simultáneamente, es un gran problema que demuestra que “nuestra infraestructura de computación, almacenamiento y redes simplemente no son suficientes para permitir esta visión”, asegura Koduri.

El directivo de Intel también dijo que los próximos procesadores y GPUs de la compañía ofrecerán un alto rendimiento y visualización. Además, dijo que los componentes siguen “una hoja de ruta multigeneracional de XPU” que los llevará hacia la “computación a escala zetta” en los próximos cinco años.