Luego de que al poco tiempo de ser creado el panel externo de expertos que revisaría las cuestiones éticas relacionadas con la Inteligencia Artificial (IA) para Google fuera disuelto, las preguntas comienzan a formularse.

Entre dimisiones y peticiones de los empleados, el Consejo Consultivo Externo de Tecnología Avanzada (ATEAC, por sus siglas en inglés) no logró el objetivo de ayudar a la compañía con sede en Mountain View a regular los temas importantes derivados de la IA.

En 2018, la compañía reunió otro grupo con un nombre muy similar, el Advanced Technology Review Council, que tiene un poder real para dar forma al enfoque de Google a sus dilemas éticos.

La compañía describe este otro consejo, que se reunió el año pasado, como un intento de “representar puntos de vista diversos, internacionales y multifuncionales que pueden ir más allá de las preocupaciones comerciales inmediatas”, según documentos de Bloomberg.

Google no ha revelado los nombres de los integrantes de manera pública, aunque se presume que incluye a algunas de las personas más influyentes de la compañía.

Entre algunos de los personajes participantes se encuentra Kent Walker, quien es el principal oficial legal de Google; Jacqueline Fuller, vicepresidenta de Google.org; Mustafa Suleyman, cofundador de DeepMind, la firma de investigación propiedad de Alphabet, matriz de Google, entre otros.

Los críticos dicen que es poco probable que una junta de altos ejecutivos sirva como un control serio de Google en situaciones en las cuales sus principios éticos establecidos se oponen a sus intereses financieros.

Luego de que su consejo no alcanzara a cubrir las expectativas y fuera disuelto, la compañía dijo que volvería “al tablero de dibujo” aunque sin hacer mención del panel interno.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here