La Nintendo Switch se renovaría con pantalla OLED y soporte para DLSS antes del E3

Todo parece indicar que la Nintendo Switch se renovaría con mejoras en el hardware, pantalla OLED y soporte para DLSS en junio.

167

Hipertextual-Alberto Martin

Uno de los rumores más recurrente de la industria del videojuegos tiene que ver con la renovación de la exitosa Nintendo Switch. Y no se refieren precisamente a una nueva generación de la portátil de la compañía japonesa. Se trata, en esencia, de una versión mejorada de la Nintendo Switch.

Aunque siempre han sido bastante inconclusos, nuevas fuentes de Bloomberg apuntan a que veremos una nueva versión de la consola aprovechando el atípico E3 de este 2021. La portátil de Nintendo estrenaría, si hacemos caso al reporte, una nueva pantalla OLED y mejoraría algunas de sus capacidades.

No sería, como decimos, una nueva generación como tal. Más bien un salto cualitativo similar al de las consolas de sobremesa como la PS4 Pro: mejoras puntuales en el hardware, y en el caso de la Nintendo Switch, de su pantalla, quizás el punto más flojo de su hoja de especificaciones actual.

Según el citado medio, la consola se anunciaría justo antes de la feria de videojuegos. Esto permitiría a los desarrolladores aprovechar el E3 para mostrar las nuevas capacidades de la consola para sus juegos.

Nintendo Switch con salida en 4K y DLSS

Esta Nintendo Switch mejorada incluiría una versión más potente del procesador de Nvidia que usa actualmente la consola. Además la inclusión de esta nueva tecnología permitiría a los desarrolladores utilizar DLSS en sus juegos.

El compendio de mejoras en el hardware permitiría el desarrollo y la ejecución en 4K cuando se usa la consola conectada a una TV. En cuanto a sus capacidades portátiles, la pantalla de la Nintendo Switch daría el salto a la tecnología OLED, incluyendo una pantalla de 7 pulgadas fabricada por Samsung.

No obstante, aunque el anuncio de esta nueva Nintendo Switch con pantalla OLED sería más que bienvenida por los usuarios, también vendría acompañada de malas noticias. Y es que dada la situación actual del mercado tecnológico y electrónico, las posibilidades de hacerse con una cuando llegue a las tiendas serán bastante bajas.

Desde Bloomberg también sugieren que, aunque Nintendo ha mejorado todo lo posible las lineas de producción, la escasez de componentes frenaría la oferta disponible en lo que hardware se refiere. Con todo la situación sería bastante más favorable para el consumidor en comparación con PS5 y la Xbox Series X:

“Las líneas de producción están mejor preparadas para la posible reorganización de los componentes y las piezas que utiliza Nintendo están sujetas a menos competencia que las de las consolas más potentes de sus rivales».