La OCDE explica cómo implementar el impuesto mínimo de 15% para las Big Tech

604

Luego del respaldo obtenido por al menos 137 países a la reforma sobre impuestos globales corporativos, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó reglas detalladas para ayudar en la implementación de una reforma histórica del sistema tributario internacional, que garantizará que las Empresas Multinacionales (EMN) estén sujetas a una tasa impositiva mínima del 15 por ciento a partir de 2023.

El documento, llamado reglas modelo del Pilar Dos, brinda a los gobiernos una descripción precisa para abordar los desafíos fiscales que surgen de la digitalización y la globalización de la economía acordada en octubre de 2021 por 137 países, y jurisdicciones bajo el Marco inclusivo sobre erosión de la base imponible y el traslado de beneficios (BEPS) de la OCDE.

Las reglas definen el alcance y establecen el mecanismo para las llamadas normas Global Anti-Base Erosion (GloBE) bajo el Pilar Dos, que introducirán una tasa impositiva corporativa mínima global fijada en 15 por ciento. El impuesto mínimo se aplicará a las empresas multinacionales con ingresos superiores a 750 millones de euros.

Te recomendamos: G20/OCDE llaman a acelerar esfuerzos para aplicación del impuesto corporativo global en 2023

Las reglas GloBE establecen un sistema coordinado de impuestos destinado a garantizar que los grandes grupos de empresas multinacionales paguen este nivel mínimo de impuestos sobre la renta que surja en cada una de las jurisdicciones en las que operan. Las reglas crean un “impuesto complementario” que se aplicará a las ganancias en cualquier jurisdicción siempre que la tasa impositiva efectiva, determinada sobre una base jurisdiccional, esté por debajo de la tasa mínima del 15 por ciento.

Para que los países puedan incorporar las reglas GloBE a sus legislaciones nacionales durante 2022, deberán seguir las reglas que definen las empresas multinacionales dentro del alcance del impuesto mínimo; establecen un mecanismo para calcular la tasa impositiva efectiva de una empresa multinacional sobre una base jurisdiccional y para determinar el monto del impuesto complementario pagadero según las reglas; e imponen el impuesto complementario a un miembro del grupo de empresas multinacionales de conformidad con una orden reglamentaria acordada.

Las reglas modelo del Pilar Dos también abordan el tratamiento de adquisiciones y enajenaciones de miembros del grupo e incluyen reglas específicas para tratar con estructuras de tenencia particulares y regímenes de neutralidad fiscal. Por último, las reglas abordan los aspectos administrativos, incluidos los requisitos de presentación de información, y establecen reglas de transición para las empresas multinacionales que quedan sujetas al impuesto mínimo global.

La OCDE informó que a principios de 2022 publicará comentarios relacionados con las reglas modelo y abordará la coexistencia con las reglas de renta global intangible de bajo impuesto (GILTI) de Estados Unidos.

La organización multilateral estima que una vez implementado, el acuerdo permitirá reasignar más de 125 mil millones de dólares de ganancias de alrededor de 100 de las empresas multinacionales más grandes y rentables a países de todo el mundo, obligándolas a pagar una proporción justa de impuestos, donde sea que operen o generen sus ganancias.

El acuerdo internacional también establece por primera vez una tasa impositiva corporativa mínima global del 15 por ciento que permitirá la recaudación de alrededor de 150 mil millones de dólares en nuevos ingresos anualmente.