La pelea de Apple y Qualcomm llega a un sorpresivo final

1
387

El Tiempo

Tras dos años de peleas jurídicas y comentarios provocadores entre ejecutivos del fabricante Apple y el gigante productor de microchips Qualcomm, un acuerdo sorpresivo cerró todos los procesos legales en curso. 

Si bien las firmas tecnológicas llegaron a un acuerdo, el desenlace del pleito fue leído por la prensa internacional como una victoria para la compañía estadounidense de microchips. 

Como parte del acuerdo, Apple se comprometió a realizar un pago a Qualcomm, cuyo  monto no fue revelado. Así mismo Qualcomm obtuvo el reconocimiento de una licencia de patentes por seis años, con posibilidad de extensión de dos años, y un contrato de suministro que podría abrir el camino para que sus chips de módem vuelvan a los modelos de iPhone.

Un enfrentamiento enconado

El sorpresivo acuerdo, que llega justo antes de que los ejecutivos comenzaran a dar declaraciones reveladoras sobre las prácticas de la compañía en sus áreas de negocios, cierran un ciclo de dos años de conflicto legal entre las compañías. Esta semana la corte empezaba a estudiar las demandas y las empresas estaban presentando sus argumentos iniciales en un juicio en un tribunal federal de San Diego.

Las dos partes han llegado a la conclusión ideal.

Apple acusaba a Qualcomm de abusar de su posición en el mercado y establecer tarifas excesivamente altas por partes esenciales para los teléfonos inteligentes. Qualcomm, por su parte, insistía en que Apple le debía el pago por licencias atrasadas y aseguraba que dichas patentes son la gran mayoría de sus ganancias. Después del anuncio, las acciones de Qualcomm subieron un 23 por ciento, su mayor alza diaria en más de 19 años, y las de Apple cerraron estables.

En 2016, Apple comenzó a usar chips de módem de Intel en algunos modelos de iPhone. Luego dejó de pagar los derechos de licencia a Qualcomm y de usar sus chips en los iPhone en 2018, confiando exclusivamente en Intel para proporcionar los módems de los dispositivos después de no llegar a un acuerdo con Qualcomm. 

Mientras que los módems de Qualcomm tienen un elemento importante de velocidad, también estaba en el camino el interés por otro tipo de tecnologías: los chips de 5G. Qualcomm ya tiene algunos en el mercado, mientras que los de Intel siguen en desarrollo.

En los últimos meses, Qualcomm había logrado presionar a Apple al obtener prohibiciones de ventas de algunos modelos iPhone en Alemania y China por violaciones de patentes. También ganó una demanda en EE. UU. 

“Las dos partes han llegado a la conclusión ideal”, dijo el juez del caso Gonzalo Curiel al jurado. “Esto permite a estas compañías tecnológicas volver al negocio y a ustedes volver a sus asuntos”.

La batalla legal de Apple y Qualcomm, ampliamente seguida por los medios de comunicación, era leída por algunos medios como una oportunidad. Según el portal especializado The Verge, el pleito “tenía el potencial de cambiar la configuración de los precios de los módems en un momento crítico en el mercado de los teléfonos móviles, justo cuando la 5G está empezando a tomar forma”. 

Para el medio especializado una victoria de Apple, por ejemplo,  podría haber asegurado precios más bajos para todos los fabricantes. Si Apple hubiera perdido, del todo, Qualcomm podría haber asegurado tarifas aún más altas en el futuro, en un momento en el que busca asumir el liderazgo en las redes de próxima generación. 

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here