La piratería digital provoca pérdidas millonarias (y por qué también te afecta a ti)

Un nuevo estudio encargado por cet.la advierte que la piratería de contenidos audiovisuales en línea provoca pérdidas por 733 millones de dólares a la industria legal.

564

La piratería en línea provoca pérdidas millonarias al mercado que produce contenidos originales y pone un freno a la creación, representa un desafío para las autoridades judiciales y de regulación, y afecta la seguridad de los propios consumidores de productos no autorizados.

Para el mercado legal de la región, la piratería digital genera una pérdida potencial de al menos 733 millones de dólares en ingresos anuales, advierte el nuevo estudio Dimensión e impacto de la piratería online de contenidos audiovisuales en América Latina, hecho por Ether City para el Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina (cet.la).

A su vez, los sitios que proporcionan acceso a contenidos de manera ilícita ganan 675 millones de dólares al año, principalmente gracias al malware diseñado para mostrar publicidad en los dispositivos del usuario, recopilar sus datos y redirigirlos a otras páginas web.

En el ecosistema de la piratería de América Latina, existen sitios de streaming que funcionan como un servicio OTT, sitios de descarga (torrent), páginas de contenido en vivo que transmiten eventos deportivos, IPTV no autorizado y otros formatos.

Todos ellos no se ciñen a las fronteras de cada país, sino que están disponibles en múltiples lugares. De acuerdo con el informe, el 74 por ciento de los 100 sitios ilegales más relevantes se repiten entre las diferentes naciones, excepto Brasil (por la barrera de la lengua).

Durante la presentación del reporte, Ygor Valerio, socio en Ether City, explicó que en la disponibilidad de la piratería en línea se involucran los motores de búsqueda (como Google), las redes sociales, los grupos móviles y los mercados (plataformas como Mercado Libre).

Por ejemplo, al realizar búsquedas en Internet con palabras clave, tres de los primeros 10 resultados que aparecieron estaban relacionados con contenidos ilícitos. Además, los dominios ilegales tuvieron casi cinco veces más (492% más) resultados en el buscador que los servicios OTT originales.

Aunque para las personas pueda parecer como una opción fácil consumir piratería digital, lo cierto es que también ponen en riesgo la seguridad de su información debido al malware y otros mecanismos que abundan en los sitios ilegales, además de que están contribuyendo a páginas ilícitas que dañan los esfuerzos creativos y de producción de contenidos en la región, coincidieron los especialistas asistentes al evento.

Recomendado: Advierten por piratería en grandes plataformas de e-commerce y redes sociales

Un problema transversal en la región

En la elaboración de este estudio, se analizaron datos de México, Argentina, Brasil, Chile, Perú, Colombia, Uruguay, Ecuador, Paraguay y Venezuela. Con base en la información, se encontró que en la región latinoamericana hubo por lo menos 15 mil 600 millones de visitas piratas en línea durante el 2019.

Para el caso de México, el informe señala que el streaming no autorizado es más relevante que en las otras naciones, pues representa 92 por ciento del total de consumo de este tipo (frente a un 83% regional). En este país, los sitios ilícitos tienen tres veces más usuarios que los oficiales.

En Argentina, hay una inclinación hacia las páginas que transmiten eventos en vivo. Los 15 sitios ilegales principales recibieron 34 por ciento más audiencia que los legales, y más visitas al mes. En tanto, en Colombia la particularidad es que hay una proporción más alta de piratería en las plataformas de mercados, y las páginas no autorizadas lograron el doble de audiencia que su contraparte.

Si bien éstas presentan algunas diferencias en los patrones de consumo de piratería digital entre los países, se encuentran muchas similitudes. En todos predomina el acceso a streaming ilícito, aunque en diferente porcentaje, y una gran parte de los sitios ilegales es popular en toda la región.

Debido a que esta problemática es de carácter transversal, Maryleana Méndez, directora de cet.la, enfatizó que debe apoyarse un trabajo conjunto y coordinado para combatir la piratería en línea de contenidos audiovisuales.

El sector público y privado tiene que cooperar en una estrategia integral; las autoridades deben impulsar una regulación inteligente, con nuevos enfoques e involucrar a diversos sectores de la economía, y, al mismo tiempo, es necesario crear conciencia en los consumidores acerca de las repercusiones de este problema que afecta no sólo a la industria audiovisual, sino a todos, expuso Méndez.