La tendencia será que los operadores compartan sus torres para soportar nuevas inversiones

0
674
  • Los modelos híbridos de compartición de propiedad de infraestructura son los que prevalecerán en los próximos 10 años, pero para 5G ya se prevé modelos completamente privados.

Las demandas de inversiones en la red de telecomunicaciones frente a un entorno de crecimiento de ingresos bajos hacen que cada vez más el modelo de red de los operadores sea de uno basado en infraestructura compartida o arrendada. La inversión que se deberá realizar en 5G, sumado a las obligaciones de cobertura y las cargas de deuda persistentes, harán que sea insostenible para un operador mantenerse en el negocio de las torres.

Cada vez son más los casos de operadores que se desprenden de sus unidades de infraestructura y torres: Altice en 2018 vendió partes minoritarias de sus torres en Francia y Portugal, por el cual recaudó 2 mil 500 millones de euros; Zain de Kuwait se desprendió en 2017 de mil 600 torres; Verizon vendió a American Tower y comenzó a arrendar 11 mil 400 torres en 2016; ese mismo año, Telefónica hizo un spinoff de su infraestructura y creó Telxius que incluye 16 mil 500 sitios y 87 mil kilómetros de fibra óptica, entre otros activos.  

El modelo tradicional de red con gran cantidad de activos será reemplazado por escenarios más diversos y cambiantes, con nuevos competidores. Un informe de la revista Radar de la GSMA identificó tres tipos de modelos:

El modelo full stack fue el que más prevaleció para las inversiones 2G y 3G (donde los operadores controlan todos los niveles de elementos activos y pasivos), aunque ahora pocos operadores lo mantienen debido a que en las nuevas tecnologías es difícil de manejar los costos de la construcción de small cells de alta densidad.

El modelo híbrido consiste en transferir toda o parte de la red pasiva a empresas de torres, mientras que los operadores se quedan con el negocio de venta de capacidad mayorista.

Por último, el modelo de red privada y host neutral, un concepto relativamente nuevo en el cual no sólo involucra la infraestructura pasiva sino también el espectro y la capacidad de la red, reservando una parte para el cliente. En este punto podrían participar distintos tipos de actores.

La GSMA considera que el modelo híbrido predominará en las macro redes en los próximos 5 a 10 años, pero se unirá a una gama de nuevos modelos de host privados y neutrales para atender las inversiones que requieran 5G.

“El mayor uso compartido de la red reduce la diferenciación y pone mayor énfasis en el espectro”, determina el informe que realizó la GSMA.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here