La Comisión Europea (CE) y la Agencia de la Unión Europea para la Ciberseguridad (ENISA) han puesto en marcha el Grupo de Certificación de Ciberseguridad de las partes interesadas (SCCG, por sus siglas en inglés), que se encargará de la asesoría sobre cuestiones estratégicas de certificación en seguridad y ayudará a la CE en la preparación del programa de trabajo rodante de la Unión Europea (UE).

Este Grupo asesor se creó con el objetivo de desarrollar esquemas de certificación impulsados ​​por el mercado, que ayuden a reducir la fragmentación entre varios esquemas existentes en los Estados miembros, y se garantice que más productos y servicios vendidos en la UE cumplan con los estándares mínimos de seguridad.

La primera reunión del Grupo se realizó esta semana y se centró en el programa de trabajo y qué tipos de productos se certificarán primero.

El Comisionado del Mercado Interior, Thierry Breton, señaló que la certificación aumentará la confianza y la seguridad en los productos TIC, y proporcionará a las empresas europeas “herramientas necesarias para demostrar que sus productos y servicios tienen características de ciberseguridad de última generación. El grupo brindará experiencia y asesoramiento necesarios para la creación de un sistema de certificación de la UE adaptado y basado en el riesgo”.

El SCCG está compuesto por representantes de instituciones académicas, organizaciones de consumidores, organismos de evaluación de la conformidad, organizaciones de desarrollo estándar, empresas, asociaciones comerciales, entre otros.

La Ley de Ciberseguridad de la Unión Europea adoptada hace un año le otorga al regulador de seguridad ENISA más poderes para monitorear la seguridad cibernética y coordinar acciones preventivas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here