La UE lanza una estrategia digital en IA y datos para atraer inversiones por 20 mil millones de euros

792

Como parte de su estrategia digital, la Unión Europea publicó dos documentos, el Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial (IA) y la estrategia de datos europea, con los que busca alentar a las empresas a trabajar y desarrollar estas nuevas tecnologías, mientras que asegura la confianza de los ciudadanos. Con estos lineamientos, el objetivo es atraer más de 20 mil millones de euros de inversión total en IA durante la próxima década.

Esta estrategia digital de la Unión Europea (UE) sobre la IA tiene como objetivo hacer que la transformación funcione para las personas y las empresas, al tiempo que ayuda a alcanzar su objetivo de una Europa climáticamente neutral para 2050.

El enfoque que busca darle la UE al desarrollo de la IA está centrado en el ser humano, basado en la confianza y la excelencia, para brindarle a los ciudadanos la seguridad para adoptar estas tecnologías. “Es importante evitar violaciones de los derechos fundamentales y, en caso de que ocurran, garantizar que esas violaciones puedan ser abordadas por las autoridades nacionales. Los sistemas de IA de alto riesgo deben ser certificados, probados y controlados”, afirma la UE.

Para eso, propone que los miembros establezcan una asociación público-privada en IA y robótica; fortalezcan y conecten centros de excelencia en investigación de IA; tengan al menos un centro de innovación digital especializado en IA; proporcionen más financiación de capital para el desarrollo y uso de IA con la ayuda del Fondo Europeo de Inversiones; usen IA para hacer que los procesos de contratación pública sean más eficientes; y apoyen la adquisición de sistemas de IA por organismos públicos.

También sugiere que la nueva legislación sobre IA se adapte a los riesgos, sea efectiva, pero no limite la innovación; que los sistemas de IA de alto riesgo sean transparentes, trazables y bajo control humano; que las autoridades puedan verificar los sistemas de IA mientras revisan los cosméticos, automóviles o juguetes; entre otros puntos.

Por último, asegura que es necesario iniciar un debate en todo el continente sobre el uso de la identificación biométrica remota, como por ejemplo, el reconocimiento facial.

La financiación de la UE para investigación e innovación para IA ha aumentado a mil 500 millones de euros en 2019, lo que supone un incremento del 70 por ciento en comparación al periodo anterior. Pero para el organismo, esto no es suficiente.

En cuanto a la estrategia de datos, el objetivo es crear un mercado único genuino de datos, donde los datos personales y no personales, incluidos los datos confidenciales y no confidenciales, sean seguros, y donde las empresas y el sector público tengan fácil acceso a grandes cantidades de datos de alta calidad para crear e innovar. “Esto garantizará la soberanía tecnológica de Europa en un mundo globalizado y desbloqueará el enorme potencial de las nuevas tecnologías como la IA”, de acuerdo con un comunicado de la UE.

Los lineamientos sobre datos, dice el organismo, permitirán el desarrollo de nuevos productos y servicios y conducirá a ganancias de productividad y eficiencia de recursos para las empresas y mejores servicios proporcionados por el sector público.