El Comisionado para Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni, aseguró que la Unión Europea planea introducir un impuesto a los servicios digitales de forma autónoma, incluso si no se logra un acuerdo global sobre el “impuesto web“, así lo declaró en entrevista para La Stampa.

El comisionado será el encargado de evaluar la viabilidad de introducir el impuesto a nivel de la OCDE y el G20 o a nivel mundial. Si bien “la Comisión buscará alcanzar un acuerdo en 2020, de no ser posible, mi misión será proponer un impuesto web europeo, porque no estamos listos para esperar”, añadió.

Gentiloni elogió la política monetaria del Banco Central Europeo y agregó que un impuesto no sería suficiente para contrarrestar la desaceleración de la economía europea: “También necesitamos políticas económicas y presupuestarias que impulsen el crecimiento”. Como comisionado europeo de Economía, se encargará de las iniciativas para convenir los impuestos corporativos entre los Estados miembros.

Por su parte, el Ministro italiano de Asuntos Regionales y Autonomías, Francesco Boccia, comentó que “el impuesto sobre las empresas que prestan servicios digitales sin declarar el establecimiento permanente en Italia sigue siendo prioridad para el gobierno”. El impuesto debería aplicarse donde se realiza y está establecido el negocio, “incluso si está disfrazado”.

Boccia agregó que lo urgente es recuperar el IVA, por ello propuso asignar un número de IVA a cada operador presente en Italia, “de lo contrario, la equidad se omite con respecto a las otras compañías que pagan los impuestos indirectos”.

Respecto al impuesto de sociedades, se deberá discutir, y “también está en marcha en la OCDE. Llegaremos allí, pero con un acuerdo internacional que sea homogéneo para todos y compartido” aseguró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here