Al 31 de marzo pasado, había en Argentina 8.81 millones de accesos a banda ancha fija que tuvieron una velocidad media nacional de descarga de 37.52 Mbps, de acuerdo con los datos estadísticos que publica el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

La cifra de velocidad es un 33 por ciento superior a los 28.26 Mbps de velocidad media de descarga que el regulador registró al 31 de diciembre pasado. Y es un crecimiento del 116 por ciento si se toma en cuenta la velocidad registrada a fines del primer trimestre de 2019, de 17.38 Mbps.

El 39.7 por ciento del total de los accesos se conectan a una velocidad mayor a los 30 Mbps, el 30.07 por ciento posee una velocidad que va de 1 a los 6 Mbps, mientras que el 11.6 por ciento tiene una conexión de entre 6 a 10 Mbps.

A pesar del mayor crecimiento en la velocidad media nacional, hay que considerar que los usuarios que viven en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) tienen y contratan mayores velocidades que los del resto del país: el 53.39 por ciento de los accesos del AMBA cuentan con una conexión mayor o igual a 20 Mbps, versus el 27.6 por ciento de los accesos del resto del país.

Al cierre del primer trimestre de 2020, el 12 por ciento de los accesos a banda ancha fija eran por fibra óptica. Estos accesos superaron el millón de usuarios en el país. El 56 por ciento de los suscriptores del servicio contrataron un acceso vía cablemódem, mientras que el ADSL sigue a la baja: sólo captó el 26 por ciento de los accesos.

Accesos por tecnología – 1T2020

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here