La verdad de las mentiras

0
427

Jorge Fernando Negrete P. – Reforma

“En efecto, las novelas mienten -no pueden hacer otra cosa”: Mario Vargas Llosa. El discurso político telecom vive una perturbadora narrativa de ficción. Ha sido una novela donde impera la mentira como realidad impuesta y sobre ella se ha construido una mitología impune e indefendible.

La reforma telecom privilegió la competencia como filosofía y despreció con experimentos públicos la responsabilidad de la cobertura como la Red Compartida. Cobertura y convergencia quedaron condenadas al olvido. No es culpa de Altan, pero cada vez que explica que nacieron para cubrir áreas rurales, confiesan su fracaso. Es un recurso excesivo en manos de un operador. El espléndido espectro de 700 MHz está subutilizado. Hoy podríamos tener desplegada esta banda a todo lo largo y ancho del país, generando cobertura y justicia digital para los mexicanos más pobres. Qué desperdicio.

“En política, nunca anuncies, actúa…los crímenes no se anuncian, se cometen”: Carlos Fuentes. En 2006, hace 12 años nace el Acuerdo de Convergencia que ofrecería a México un horizonte de nuevos servicios, inversiones y beneficios a los usuarios. La Canitec en 2006 solicitó a la Cofemer que se impidiera el acuerdo propuesto por la SCT, argumentando que inhibe la convergencia y beneficiaba a Telmex. En 2013, su presidente “reclama que Telmex cumpla con los compromisos de no transmitir televisión en ninguna de sus modalidades”. Dijeron que “necesitaban crecer”. Desde entonces nunca entró en vigor ni con la reforma telecom de 2013.

El tercer operador de TV de paga de América Latina es Televisa con sólo presencia en México, detrás de AT&T con DirecTV y América Móvil operando en más de 10 países. A 12 años, ni tarifas bajas, ni buen servicio al usuario, sin canales de TV robustos, sin innovación de negocios.

La preponderancia castiga el tamaño, no las prácticas anticompetitivas, y se basa en un prejuicio, no en evidencia empírica. Se afirma devocionalmente que la reforma no ha bajado de tamaño a América Móvil, que hay que mantener la regulación asimétrica y separar estructuralmente a Telmex. Si se pensara así, Uruguay, Costa Rica y España no serían los países mejor conectados de Iberoamérica, ya que cuentan con empresas con más de 50% del mercado (Entel e ICE) y en el caso de España, en sólo 5 años y con su nueva ley bajaron su participación a menos del 50 poir ciento.

En 2013, en España había 626 mil líneas con fibra óptica, 80% correspondía a Movistar; hoy hay 7 millones. De 70% de TV de paga, Movistar bajó a menos de 50%. Había 3 millones 911 mil abonados, hoy hay 6 millones 330 mil. Buscaron nuevos clientes, generaron cobertura. Hay 4 grupos convergentes que ofrecen quíntuple play.

Con la reforma telecom algunas empresas pensaban obtener parte del mercado gratis, suspiran públicamente por ella. Su adicción al lobby y sobrerregulación genera ausencia de foco en su negocio. Para ellos todo: artículo noveno transitorio de la ley, sin TV para opositores, insumos ajenos, el financiamiento de otros, la marginación digital del pobre para que vea TV abierta, sin evidencia empírica piden separar Telmex. Un dato: hay 41.7 millones de casas pasadas y solo 9 mil 468 servicios de desagregación solicitados a Telmex por sus competidores. ¿Para eso quieren partida una empresa, para no usarla?

Ofcom en Reino Unido pidió que operadores no se conecten a Openreach (Empresa separada de BT) y desplieguen su propia infraestructura. BT anunció el despido de 13 mil trabajadores. Desastre de 10 años.

El IFT es un regulador espléndido, garantiza neutralidad regulatoria. Regula medios públicos, audiencias, espectro, competencia y habilita el ejercicio de derechos fundamentales como salud, educación y derecho a la información. Es vital para la democracia. ¿Ahora se asustan porque dialoga con el Gobierno? Pensé que eran más serios. ¿Estoy seguro que el IFT sostenía regularmente conversaciones con el Ejecutivo pasado y, ¿saben qué?, qué bueno. Autonomía no es independencia del Estado. Regulación y política pública deben dialogar.

El pasado humano se llama memoria. El futuro humano se llama deseo, decía Carlos Fuentes. La memoria fueron las mentiras, pero deseo certezas digitales para México.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here