#LADAS | Atravesamos la inminente muerte de los operadores telecom tradicionales

Para Ángel García Castillejo, profesor de la Universidad Carlos III, el entorno de las comunicaciones se ha transformado profundamente en las últimas dos décadas, y hoy está sumergido en la convergencia.

638

En todo el mundo está ocurriendo un fenómeno inminente: la muerte de los operadores de telecomunicaciones tradicionales y el nacimiento de una nueva tipología de proveedor de banda ancha, cuya infraestructura soporta nuevos servicios como los OTT (over-the-top).

Así lo advirtió Ángel García Castillejo, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, durante su ponencia “Nuevos paradigmas y retos regulatorios post pandemia” en el foro virtual Latin America Digital All Stars.

Las comunicaciones han experimentado una profunda transformación a lo largo de las últimas dos décadas; los monopolios han desaparecido y, en su lugar, ahora existen múltiples incumbentes, lo cual ha aumentado el nivel de competencia en los mercados y ha propiciado una mayor oferta de servicios, explicó el también abogado en Madrid Espacio Legal Abogados.

No sólo la dinámica del mercado ha cambiado, sino también la penetración de la conectividad y la apropiación de las tecnologías. En 2018, el número de líneas móviles existentes a nivel global superó el total de la población; cada vez las personas y las cosas están más conectadas entre sí.

García Castillejo explicó que el tradicional sector de las comunicaciones se ha sumergido en la convergencia entre las telecomunicaciones y los servicios audiovisuales, y ahora también con nuevas tecnologías y servicios. Antes, las redes eran la vías de la voz y el texto; ahora, gran parte del tráfico de datos en Internet lo ocupan los servicios OTT (72%).

Covid-19, una prueba

Para el experto, la pandemia de Covid-19 representa una prueba de esfuerzo para todos los ámbitos sociales y económicos, incluido el sector digital. Durante el confinamiento como medida para mitigar contagios, la infraestructura de banda ancha se ha evidenciado como esencial y se ha intensificado la transformación digital, así como la necesidad de desarrollar competencias para aprovechar las tecnologías.

Sin embargo, al mismo tiempo, se han acentuado las grandes carencias sociales en materia de salud, educación, economía y adopción digital. A pesar de los avances en el desarrollo tecnológico, diversos sectores hoy tienen dificultades para acceder a los servicios de la Sociedad de la Información y la brecha digital es un problema que sigue sin resolverse, expuso.

En ese sentido, el docente de la Universidad Carlos III de Madrid resaltó que otro de los retos regulatorios post pandemia es el reconocimiento del acceso a Internet como un derecho humano. En América Latina y Europa se está dando una revisión inédita y una serie de debates al respecto frente al desafío de nombrarlo como un derecho mientras, en paralelo, se garantiza su sostenibilidad y materialización.

Recomendado: Nueva Constitución en Chile: del estallido social al acceso a Internet como un derecho para el futuro digital

Por ejemplo, Chile está discutiendo la inclusión del derecho al acceso a Internet dentro de la nueva Constitución, como producto de las protestas sociales que hubo en el país el año pasado; en Colombia, el Senado se encuentra analizando un proyecto de ley que distingue el servicio como esencial, y la Constitución mexicana ya tiene un artículo sobre la garantía de acceso a las TIC, las telecomunicaciones y la radiodifusión.