Las fintech en Colombia, una propuesta para todos los bolsillos

83
business hand pushing fintech or financial technology button on a touch screen interface

Enter – Diana Arias

La tecnología ha cambiado la manera en que vivimos y durante la cuarentena no solo se aceleró la transformación digital de las empresas; en los hogares, las personas también se conectaron más y añadieron a su cotidianidad más herramientas digitales. Por ejemplo, los profesores tuvieron que empezar a dictar sus clases por zoom y otras plataformas. De manera similar, muchos dejamos de ir a los bancos y hoy hacemos casi todos nuestros requerimientos por Internet. Con todo esto, las fintech en Colombia vieron en esta una oportunidad para ayudar a aquellos que no pueden hacer parte del sistema a ingresar a los pagos digitales, préstamos y otros servicios. Los colombianos, por su parte, aumentaron un 59 % el uso de estas plataformas, de acuerdo con datos de EY Parthenon en Colombia.

Una fintech, término creado a partir de la unión del anglicismo finance (finanzas) y technology (tecnología), es una empresa creada con una mentalidad digital y tecnológica para ofrecer servicios financieros. A diferencia de un banco, tiene menos requerimientos para sus usuarios y gracias a sus características digitales puede abarcar mucho más territorio. En nuestro país, ya hay más de 210 compañías y firmas creadas con estas características, de acuerdo con Colombia Fintech.

Dentro de la industria fintech hay nueve subcategorías que se dividen en diferentes tipos de servicios:

  • Medios de pago y canales electrónicos: Plataformas de pago, comercios electrónicos y transferencias internacionales.
  •  Infraestructura para entidades financieras: Control de clientes y perfiles, prevención de fraude, verificación de identidades, inteligencia de negocios, ciberseguridad.
  •  Créditos digitales: Empresas que ofrecen créditos en plataformas electrónicas.
  •  Soluciones financieras para empresas: Software para contabilidad de facturación.
  •  Finanzas personales y gestión patrimonial: Administración de finanzas personales, educación financiera, asesores automatizados y planeación financiera.
  • Trading y mercados: Crowdfunding, Insutech y criptoactivos.
  •  Blockchain: Intermediarios y mercados de activos digitales.

Por su parte, los créditos y los préstamos digitales de las fintech son cada vez más comunes. Estos servicios se pueden procesar en cualquier horario desde una computadora o celular y tener una respuesta en solo cuestión de horas; además de la clara disminución de requisitos para la solicitud es algo más acorde y seguro para el cliente.

La financiación de empresas es una de las opciones que ofrecen las fintech y que cada vez crece más de la mano del interés de los colombianos en utilizar la tecnología en las operaciones financieras. Especialmente, porque los beneficios pueden ser variados, desde negociar las tarifas de interés, mejores opciones para apoyar los negocios emergentes hasta solicitarlos desde cualquier dispositivo.

Obligados a seguir prestando servicio a pesar de la situación, las fintech tomaron un papel importante ya que proporcionaron cuidado al realizar operaciones online y no presenciales, evitando los aglomeramiento y contacto entre personas. De este modo, las fintech se han convertido en el principal rival de los bancos tradicionales que siguen apostándole a estrategias antiguas; mientras tanto, los usuarios siguen encontrando en Internet y la tecnología herramientas que cubren mejor sus expectativas y necesidades.