Las fintech rescatan a pymes de la crisis por pandemia

La pandemia acabó con la economía de miles de pymes en México, pero la industria fintech ofrece un salvavidas en medio de la incertidumbre y trámites arcaicos.

0
693

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México más de un millón de los 4.9 millones de micro, pequeñas y medianas empresas (pymes) que existían en 2019, tuvieron que cerrar definitivamente sus puertas debido a los impactos negativos que generó la pandemia de la Covid-19, como recortes de empleo, presupuestos y bajas ventas.

Ante este difícil panorama, las empresas, que son el sustento de más del 70 por ciento de los empleos en México, necesitan más que nunca apoyos fiscales y aplazamiento de pagos para créditos.

En este escenario de contingencia es donde la industria fintech ha ganado un gran impulso, aportando su granito de arena para aliviar el problema de liquidez de las pymes.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista, México es uno de los ecosistemas fintech más robustos con 441 startups, cifra derivada del incremento del 14 por ciento durante el último año, de las cuales 85 están en proceso de estar reguladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

La pandemia aceleró la adopción de créditos a través de fintech

Con la llegada de la Covid-19, los planes de crecimiento de las fintech en México se aceleraron hasta tres años, dijo a DPL News el Director Comercial y de Mercadotecnia de la fintech mexicana Fundary, Roberto Tavera.

Creada en 2016, Fundary es una de las 85 fintech que están en proceso de certificarse en el país y busca apoyar a las pymes con créditos inmediatos y fáciles de tramitar. Al mismo tiempo, la startup ofrece un análisis basado en Inteligencia Artificial para evaluar y predecir por cuánto dinero debe ser financiada una pyme, con el fin de evitar un sobreendeudamiento de sus clientes.

El ejecutivo señaló que a raíz de la pandemia, la adopción de créditos en el mundo fintech por parte de las pymes creció rápidamente, impulsado por dos factores: la carencia de créditos en la banca tradicional y la adopción de la tecnología como elemento clave para sobrevivir en la ‘nueva normalidad’.

Tavera explicó que las pocas opciones de financiamiento han orillado a las pymes a entrar en un ciclo vicioso: “no crecen porque no tienen flujo de capital y no tienen el flujo porque no crecen”.

A pesar de que las instituciones bancarias han tratado de apoyar a este segmento, su principal problema es que siguen funcionando de una forma muy tradicional, en donde es necesario que el empresario se acerque físicamente a una sucursal y pierda mucho tiempo haciendo filas, sacando copias o llevando miles de documentos, agregó Tavera.

El principal beneficio de las fintech en la era post-Covid es que todos los trámites y procesos para solicitar un crédito o invertir en una empresa son totalmente digitales, sin contacto y mucho más ágiles que en la banca tradicional. Fundary promete dar una pre-autorización después de una evaluación en cinco minutos, y en 48 horas puede dar una respuesta definitiva sobre el crédito.

“Queremos acortar la línea entre las personas que necesitan dinero y las personas que tienen dinero, pero no están recibiendo el rendimiento por tener su efectivo guardado en el banco”, dijo Tavera. “Con Fundary, los inversionistas comparten el riesgo con la fintech por prestar dinero a empresas previamente evaluadas”.

Los préstamos de Fundary van desde 50 mil a 10 millones de pesos mexicanos a plazos de uno hasta 24 meses; y maneja una tasa del 12 al 36 por ciento de interés anual.

Hasta la fecha, Fundary ha colocado cerca de 850 créditos, llegando a la suma de casi 100 millones de pesos, con una cartera de 470 inversionistas activos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here