El Comercio-Patricia Carolina González

En el evento ‘Todos reconectados con el 5G’, organizado por Telefónica Movistar, se analizaron las posibilidades de desarrollo tecnológico y las diferentes aplicaciones de la red 5G. La cita, que se celebró este martes 13 de agosto del 2019 en la sede de la operadora móvil, contó con la participación de los proveedores tecnológicos Nokia y ZTE.

Enrique Ramírez, director de Tecnología en Latinoamérica de Nokia, explicó que en 5G, los usuarios no solo son clientes de equipos móviles, sino además corporativos e industriales, por las oportunidades de uso que ofrece la red.

Por ejemplo, para el desarrollo de puertos ‘inteligentes’ o la automatización industrial, a través de la robótica.

Sobre el despliegue de la red en Ecuador, José Luis Calvo, director de ventas de ZTE para Telefónica, subrayó que la tecnología está disponible, pero aclaró que un futuro lanzamiento dependerá de la demanda real por parte de los usuarios y la industria.

La cita también fue una experiencia vivencial, en el que los asistentes podían experimentar algunos de los usos futuros del 5G, como, la realidad virtual en un nivel más avanzado, gracias a la velocidad de transmisión de datos que ofrece esta red.

Uno de los pasos necesarios para la implementación de la red 5G es la concesión de más espectro radioeléctrico a las operadoras móviles. Para noviembre de este año, el Mintel prevé lanzar a concurso las bandas de 700 megahertz y de 2,5 gigahertz.

Sobre este proceso, Paolo Cedeño, subsecretario de Telecomunicaciones del Ministerio de Telecomunicaciones, señaló que para septiembre se espera una tercera visita del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), organismo que está acompañando el proceso de desarrollo de una nueva política pública sobre la asignación de espectro y la definición de las bases del concurso, que se prevé lanzar en noviembre.

Hernán Ordoñez, vicepresidente regulatorio de Telefónica, recalcó la importancia de reformular las normas de concesión, en cuanto a los tiempos de duración de los contratos, de manera que permitan recuperar la inversión realizada, como en las políticas de pago por concesión y uso.

“Los altos costos retrasan el desarrollo, porque las operadoras destinan sus recursos para pagarle al Estado y no para construir redes”.

Para la próxima asignación, el Gobierno ha señalado que se pretende un cambio de modelo que motive la inversión privada en infraestructura de redes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here