Las razones por las que el Wifi de tu casa no funciona todo lo bien que debería

A todos nos ha pasado alguna vez: el Wifi va lento o directamente no funciona. Aquí tienes algunas soluciones a un problema común que la mayoría de las veces tiene fácil solución.

0
111

El Mundo

“Papá, mamá: el WiFi va lento”. Todos hemos escuchado alguna vez esta queja, quizá no de nuestros hijos, pero de un compañero de piso o quizás somos nosotros los que maldecimos nuestra suerte con el funcionamiento de Internet.

La configuración del WiFi es un quebradero de cabeza, pero muchas veces el problema no está en el router sino en dónde está colocado este. En otras palabras, que el problema es la casa.

Si sospechas que todo funciona bien con tu conexión a Internet, pero el WiFi sigue llegándote fatal al ordenador o al móvil, tenemos aquí unos sencillos trucos para solucionarlo.

LA CLAVE DEL WIFI ES COLOCAR BIEN EL ROUTER

Colocar bien el router es un buen punto de partida para evitarnos problemas como el Wifi. Como veremos a continuación, existen numerosos obstaculos e impedimentos en casa que pueden andar fastidiando.

Otra cosa que puedes probar a hacer antes de nada a es a configurar los DNS de Google, que puede que te den mayor velocidad.

EL MICROONDAS

Es habitual que los microondas provoquen interferencias en tu conexión a Internet si estás enganchado a través de una red Wifi.

El culpable de esto es la frecuencia electromagnética en la que funcionan estos aparatos: alrededor de 2,4 gigahercios. Un espectro parecido al que funciona el Wifi.

CÁMARAS PARA BEBES

Los monitores para bebés, los teléfonos fijos inalámbricos, las cámaras web de vigilancia e, incluso, algunos monitores y pantallas de televisión también funcionan en un espectro de frecuencia similar al del Wifi y provocan interferencias.

Si quieres evitar que tu conexión a Internet se resienta, lo mejor es alejar tu ordenador y router de estos aparatos.

FRIGORÍFICOS, LAVADORAS Y RADIADORES

Estos electrodomésticos son los que peor se llevan con el wifi de tu casa y sus conexiones eléctricas no son el problema. El verdadero enemigo de las ondas en este caso es el agua que contienen sus tuberías, que bloquea parte de la energía de tus ondas inalámbricas.

Aunque en ningún caso harán que tu conexión no funcione, si puede influir en que esta pierda potencia, y su rendimiento baje.

LAS PAREDES

La piedra, el cemento, mármol, ladrillos y el yeso, en definitiva la mayoría de los materiales de los que están construidas las paredes de una vivienda, actúan como un barrera que bloquea el paso de las redes Wifi.

Esto es especialmente evidente en las viviendas de grandes dimensiones o en las que están repartidas en varias alturas.

LUCES DECORATIVAS

Las luces decorativas, como las que se colocan en Navidad, suelen generar campos electromagnéticos. Estos campos causan interferencias y pueden afectar a la calidad de la conexión a Internet. Aunque, de todas las amenazas descritas en este artículo, esta sería la más leve.

MUEBLES DE METAL Y ESPEJOS

Los muebles construidos de metal son la mejor barrera contra las ondas de tu Wifi. Se trata de uno del material que ofrece el mayor nivel de interferencias de todos los que tienes en casa. Algo parecido, aunque en menor medida, sucede con el cristal.

Si tu router o tu ordenador se encuentran sobre un mueble de metal o con espejos lo más seguro es que experimentes una conexión más lenta de lo que deberías y, tal vez, convendría cambiarlos de sitio.

En definitiva, estos materiales funcionan como un escudo que dificulta, e incluso impide el paso, de las ondas de tu Wifi.

SI NADA FUNCIONA… COMPRA UN PLC

Si nada de esto te funciona, necesitas una solución más eficaz, como comprar un PLC, un dispositivo que grosso modo manda la señal de Internet por la instalación eléctrica de tu casa y hace que la señal de WiFi llegue mucho mejor.

Hay multitud de dispositivos para ampliar el Wifi, como repetidores WiFi o antenas WiFi, pero ninguno funciona bien de verdad, o al menos no tan bien como un PLC.

Las marcas más importantes en este sentido son delovo y TP-Link, y en cualquier caso, todos sus dispositivos se configuran casi automáticamente y sólo tienes que seguir una fácil configuración que te llevará menos de 10 minutos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here