La Federación China de Computación (CCF, por sus siglas en inglés) ha suspendido todo trato con la división de publicaciones del Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE, por sus siglas en inglés) con sede en Estados Unidos, como consecuencia del embargo estadounidense al fabricante Huawei.

CCF tomó esta decisión después de que el IEEE confirmara que el personal de Huawei no participará en ciertos aspectos del proceso de revisión por pares para sus trabajos de investigación.

El conflicto resalta cómo las restricciones comerciales impuestas a la empresa china están alcanzando a la comunidad científica en general.

Un post publicado en WeChat mostró la crítica de CCF hacia la IEEE Communications Society (ComSoc), encargada de publicar los informes de investigación, por haber tomado esta decisión.

“Lamentamos ver que su Sociedad de Comunicaciones ha restringido las actividades de sus miembros con base a las leyes locales, que violan gravemente la naturaleza abierta, igual y no politizada de ser una organización académica internacional.”

CCF suspenderá la colaboración con ComSoc y pidió que sus miembros dejen de contribuir en los informes de investigación y se abstengan de revisar sus documentos.

Sin embargo, en su sitio web, IEEE menciona a CCF como una de sus “sociedades hermanas”, pues desde 2016 han otorgado premios a científicos informáticos menores de 40 años.

El IEEE aseguró que los empleados de Huawei que son miembros de la organización pueden conservar su membresía y derechos de voto, así como seguir presentando documentos para su publicación. Pero la profesora de la Universidad de Pekín, Zhang Haixia, anunció su renuncia a la organización en respuesta a las restricciones en la revisión por pares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here