Cinco Días Marimar Jiménez

La facturación global del sector de las telecomunicaciones alcanzó los 34.516 millones de euros en 2018, lo que supone un 0,7% más que en 2017, gracias fundamentalmente al incremento de los ingresos de la banda ancha móvil, según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Pese a ese estancamiento de los ingresos, el organismo reveló una subida de la inversión realizada por los operadores del 14%, hasta los 5.340 millones. 

La subida de inversiones ha roto la tendencia a la baja registrada en años anteriores y, aunque incluye 524 millones destinado al coste de espectro, también muestra los esfuerzos realizados por las operadoras en el despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) y en telefonía móvil 4G.

“Si bien el volumen de ingresos y empleo se han mantenido relativamente estables, la inversión ha crecido un 14% tras dos años de moderada caída, lo que es buena noticia teniendo en cuenta las necesidades de inversión en el inmediato futuro”, ha señalado el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, al presentar el informe. Sobre este punto, el consejero de la CNMC Bernardo Lorenzo añadió que “estamos a las puertas de una nueva generación de móviles (5G) que seguramente duplicará o más las cerca de 50.000 estaciones que hay en España”.

Respecto al mercado laboral, el sector de las telecomunicaciones y audiovisual generó alrededor de 58.600 empleos directos en 2018, un 0,1% menos, mientras el número de puestos de trabajo indirectos creados rozó los 600.000, ya que se calcula que por cada empleo director en el sector existen unos diez indirectos.

Tirón de la banda ancha móvil

En cuando a los ingresos, el informe precisa que los minoristas alcanzaron los 25.240 millones de euros, un 0,2% menos que el año anterior, mientras los ingresos mayoristas subieron un 3,2%, hasta los 9.276 millones de euros, con un alto peso de los contenidos audiovisuales (37% del total). 

Por actividades, los ingresos de banda ancha móvil crecieron un 12,7%, en 2018, hasta los 5.275 millones, mientras los de la banda ancha fija bajaron 1,3%, hasta los 4.411 millones. Por su parte, los de la telefonía móvil bajaron un 7,1%, hasta los 4.136 millones de euros; los de la fija cayeron un 7%, hasta los 2.244 millones, y los del sector audiovisual descendieron un 0,1%, hasta los 6.163 millones de euros.

Marín Quemada también destacó “el claro mensaje de dinamismo” que manda el sector por el “formidable” crecimiento en el ritmo de contratación de accesos de banda ancha, que se duplicó en 2018 frente a 2017. Según el informe de la CNMC, en España ya hay más de 56,3 millones de acceso de banda ancha fija hasta el hogar, especialmente de fibra óptica, que en un año ha aumentado el 22,2%. Así, el 74,2% de las 11,3 millones de líneas de banda ancha fija tienen más de 30 megabits por segundo, mientras que la de acceso ultrarrápido (más de 100 mbps) crecieron un 58,7%, más del doble que el logrado en 2017. “España se sitúa en el grupo de países de la UE con mayor cobertura de fibra hasta el hogar (FTTH)”, subrayó.

El informe revela que, prácticamente, el 88% del mercado de banda ancha fija sigue siendo atendido por Movistar, Vodafone y Orange. La cuota conjunta de estos tres operadores en el mercado de comunicaciones móviles es del 78,4%.

No obstante, en este entorno competitivo, hay que destacar, según la CNMC, que el Grupo Másmóvil se consolidó en 2018 como el cuarto operador convergente de ámbito nacional. En un periodo de menos de tres años, desde que inició la comercialización conjunta de servicios de comunicaciones fijas y móviles a mediados de 2016, ha captado cerca de un millón de clientes y logrado una cuota en el mercado de banda fija próxima al 7%, según muestra el informe. Su participación relativa en el mercado móvil, donde sus diferentes marcas están más implantadas, es mayor con una cuota del 12,4%.

El presidente de la CNMC resaltó las cifras récord de portabilidad. Así, indicó que los diez millones de usuarios que cambiaron de compañía en 2018, sumadas la telefonía móvil y fija, indican que el consumidor “cada vez tiene mas claro lo que quiere” y, si no lo tiene en términos de servicio o de precio, cambia de operador. Esto se traduce en una competencia entre operadores, que es posible gracias a las normas claras que existen en materia de portabilidad y a la “atenta supervisión” de la CNMC, insistió.

Petición de menos empaquetamiento

El informe resalta que el mercado español se caracteriza por un elevado grado de empaquetamientos, en especial, de las modalidades que combinan en una misma oferta servicios fijos y móviles. Así, a finales de 2018, el total de los contratos de estas ofertas alcanzó los 12,2 millones, casi 600.000 más que al cierre del ejercicio anterior. La tendencia a contratar servicios empaquetados se vio reflejada también en la televisión de pago. De los 6,9 millones de abonados a la televisión de pago, 6,3 millones la contrataron en algún paquete.

A finales de 2018, el gasto de los hogares que contratan ofertas empaquetadas se redujo: los hogares con paquete cuádruple (sin televisión) gastaron un promedio de 53 euros al mes, algo menos que en 2017. Mientras, los hogares con paquete quíntuple (con televisión) gastaron 77,3 euros, casi dos euros menos que en 2017.

En este contexto, Marín Quemada ha animado a las operadoras a ofrecer sus servicios de forma menos “enpaquetada” para que los usuarios tengan más libertad de elección y así baje el gasto general en telecomunicaciones, informa Efe. “Desde la CNMC veríamos con agrado una mayor libertad, un menor empaquetamiento, para que cada uno pudiera diseñar exactamente los servicios que quiere”, dijo en declaraciones a la prensa tras presentar el informe.

Preguntado por cómo afectaría que Euskaltel se convirtiera en un quinto operador convergente a nivel nacional, Marín Quemada ha rehusado hablar de empresas en concreto, pero ha señalado que desde el órgano regulador han visto “con mucho agrado que a medida que aumentan los operadores de referencia se ofrecen mejores servicios y más opciones a los consumidores y bajan los precios”, señala EP. “Todo lo que siga continuar en esta línea será muy bien considerado desde la CNMC. La experiencia nos dice que cuando había cinco operadores los precios bajaban y cuando hubo tres, los precios subían”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here