Las tres metas del plan de telecomunicaciones de Costa Rica

El PNDT 2022 a 2027 del Micitt contempla mejorar la conectividad, expandir el PIB de telecomunicaciones y promover competencias digitales.

244

Para los próximos seis años, Costa Rica busca fijar tres metas de gobierno en materia de telecomunicaciones: ampliar y mejorar la conectividad a Internet fijo y móvil por regiones, incrementar la inversión del sector como proporción del PIB y promover competencias digitales en la población.

Así lo bosqueja el Plan Nacional de Desarrollo de las Telecomunicaciones (PNDT) 2022 a 2027 que el Ministerio de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) publicó a consulta pública en estos días.

En la meta de conectividad, el gobierno plantea la necesidad de garantizar la disponibilidad de servicios de banda ancha ilimitados y de alta velocidad, con redes 4G (o superiores) y tecnologías fijas (como la fibra óptica) que brinden una velocidad de 15 Mbps o superior por cada 100 habitantes.

Una mayor penetración de la banda ancha también permitiría expandir el PIB de Costa Rica, debido a que la digitalización de la sociedad y la productividad impactan positivamente en la economía de cada país. En ese sentido, el Ministerio se propone fortalecer las inversiones del sector de telecomunicaciones para, en consecuencia, mejorar el desarrollo digital y su aportación al PIB.

Sobre todo, a la institución le interesa ayudar al sector en su recuperación tras las afectaciones por la pandemia de Covid-19, ya que la contingencia provocó una disminución de los ingresos de los operadores y, en un sentido más amplio, causó estragos en la economía general.

La tercera meta del PNDT es mejorar la adquisición de competencias digitales de la población, ya que en la actualidad existe un contexto de disparidad en el acceso y apropiación de las tecnologías, lo cual impide a los grupos más vulnerables beneficiarse de un uso intensivo de estas.

El Micitt apunta a promover las competencias digitales en un nivel básico, como usar un teléfono móvil para transacciones sencillas; medio, lo cual implica un uso significativo según las necesidades de la persona; al igual que avanzado, relacionadas con conocimientos técnicos sobre temas como la Inteligencia Artificial y la ciberseguridad.

También lee: Pandemia impacta en ingresos del sector telecomunicaciones en Costa Rica

Para lograr esos tres objetivos, el plan contempla trabajar en tres áreas estratégicas: la primera se refiere a procurar la conectividad significativa para el bienestar, lo cual se hará buscando facilitar el despliegue de infraestructura de telecomunicaciones en las regiones; así como mediante subsidios, medición de brechas digitales y una normativa clara y más homogénea a nivel nacional.

Además, el Micitt apunta a que el espectro radioeléctrico sea la segunda área estratégica, poniendo el foco en que sea un recurso habilitador de la competitividad. Se prevé que un uso más eficiente del espectro permitirá incrementar la calidad de los servicios como la telefonía e Internet y disponer de nuevos servicios como 5G.

La tercera área se refiere a las competencias digitales. El plan del Ministerio propone fomentar estas habilidades, haciendo énfasis en grupos vulnerables (mujeres, niños, personas con discapacidad) y en la periferia; dotar de dispositivos tecnológicos para acceder a Internet, y ejecutar otras acciones de alfabetización digital adaptadas al contexto poblacional.

Otro de los elementos relevantes del PNDT 2022 a 2027 es que traza los lineamientos bajo los que se usarán recursos del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) para alcanzar las tres metas fijadas. El dinero del Fonatel sólo puede usarse para proyectos de acceso universal y solidario que involucran a personas en condiciones de vulnerabilidad.

El Micitt actualizará las velocidades de conectividad mínimas para el servicio universal en 2024 y en 2027. El nivel de rapidez será de al menos 4 Mbps para el Internet universal mientras todavía no se modifiquen los parámetros.