En el marco del evento virtual Latam Digital Now, Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy & Law Group, señaló que la infraestructura digital ha permitido mantener derechos fundamentales durante la pandemia de Covid-19. Derechos como libertad de expresión, acceso a la información pública, educación, salud, acceso a la cultura y economía digital. “Quién está conectado preserva el ejercicio de sus derechos humanos”, afirmó.

Negrete indicó que quienes no conocen el bienestar digital son parte de la nueva marginación del Siglo XXI, la marginación digital. “Ha nacido por su propio derecho la política y la regulación digital. Conceptos como servicio público, servicios esenciales y servicio de interés público, recuperaron el valor, visibilidad pública y estratégica de los servicios de telecomunicaciones y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)”.

El presidente de Digital Policy & Law Group agregó que los países en donde se liberó espectro, fibra óptica y se estimuló la inversión de las redes de telecomunicaciones en su conjunto, presentaron un desempeño superior durante el aumento en el tráfico de las redes debido a las medidas de aislamiento por la pandemia.

Durante su participación, Mario Cimoli, secretario Ejecutivo Adjunto de CEPAL, indicó que la pandemia también afectará el bienestar social de la región, la cual, subraya, no puede existir sin el bienestar digital.

“La desigualdad digital, que se ve en acceso, en infraestructura y en poblaciones rurales, sigue siendo un tema fundamental”, destacó. Para Cimoli, el bienestar digital en América Latina significa romper y desestructurar todo lo que hizo la desigualdad digital en la región, ya que existen personas que no pueden hacer teletrabajo, que no pueden acceder a recursos digitales.

La CEPAL señala que lo digital debe ir dentro del estado social, ya que es una variable de primera necesidad.

Por su parte, Mauricio Agudelo, coordinador de la Agenda Digital de CAF, apuntó que “en el corazón de la gestión de esta pandemia se encuentran las infraestructuras y las soluciones digitales”. Con ello, señala el desafío de la brecha digital, ya que en América Latina sólo el 50 por ciento de los hogares pueden acceder a Internet de forma fija.

Hizo hincapié en el reto para las autoridades de política pública y las empresas en general para que las 200 millones de personas de la región que no tienen acceso a Internet, puedan conectarse para continuar con su trabajo, educación y salud de manera remota.

Para Agudelo, el escenario post Covid-19 traerá una abundancia en el nacimiento de políticas pro digitales, en una necesidad de acelerar la digitalización a nivel nacional en todos los territorios al promover la inversión.

En el panel de apertura también participó Maryleana Méndez, secretaria General de Asiet, quien afirmó que es importante que los países de América Latina cuenten con una Agenda Digital transversal que sea realista, planes digitales que “podamos llevar a cabo en beneficio de todos los ciudadanos”.

Agregó que el sector deberá de tener una mirada transversal “que nos sirva para comprender que necesitamos un ecosistema mucho más amplio, trascendiendo las fronteras de lo que conocemos como el sector de telecomunicaciones, para impulsar la transformación digital de la región”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here