Liberty Latin America (LLA) anunció que firmó un acuerdo definitivo para adquirir las operaciones móviles de AT&T en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos por mil 950 millones de dólares en efectivo y libre de deuda, de acuerdo con un comunicado de la compañía de telecomunicaciones de capital británico.

Al sumar las operaciones móviles de AT&T, Liberty creará un operador convergente que combinará sus servicios banda ancha y televisión, y tendrá un ingreso anual de aproximadamente mil 200 millones de dólares. En Puerto Rico, AT&T es el proveedor líder de servicios móviles con la red más rápida y una sólida posición de espectro, además de una red de backhaul de fibra.

Liberty Latin America tiene la intención de financiar la adquisición a través de una combinación de 2.2 mil millones de dólares en préstamos sobre los Activos de Adquisición combinados y Liberty Puerto Rico (incluida la refinanciación de 922 millones de dólares en préstamos a plazo existentes en Liberty Puerto Rico), y los aproximadamente 750 millones de dólares restantes de la liquidez comprometida de Liberty Latin America de 2 mil millones de dólares al 30 de junio de 2019.

Balan Nair, presidente y CEO de Liberty Latin America, explicó sobre la compra: “Esta adquisición estratégica y complementaria es una oportunidad emocionante y única para expandir nuestro negocio en uno de nuestros mejores mercados. Esta adquisición tiene una valoración atractiva (…) y es coherente con nuestro enfoque disciplinado hacia las fusiones y adquisiciones. Con esta combinación lograremos: consolidación en el mercado con importantes sinergias asociadas, expandir nuestra cartera de productos con la red móvil de pospago líder, agregar un negocio predominantemente basado en suscripciones, aumentar nuestros canales de distribución en la isla, aumentar nuestra presencia B2B y materialmente aumentar nuestra ponderación de ingresos en dólares estadounidenses”.

Asimismo, agregó que “al continuar invirtiendo en infraestructura digital, innovación, redes 5G y una experiencia amigable de servicio al cliente, estamos seguros de que esta nueva combinación respaldará nuestro perfil de crecimiento a largo plazo y que este acuerdo será un aumento de flujo de efectivo libre por acción”.

Según los términos del acuerdo, AT&T respaldará a Liberty hasta 36 meses después de la adquisición para hacer una eficiente transición de los servicios. El operador aclaró que los clientes seguirán contando con el beneficio de libre roaming entre Estados Unidos, México y Canadá.

Liberty está más activo que nunca y avanza en su expansión en América Latina. Semanas atrás adquirió el 12.5 por ciento ​​restante de United Telecommunication Services (UTS), la encargada de proporcionar servicios fijos y móviles en Curazao, Sint Maarten, San Martín, Bonaire, San Bartolomé, San Eustaquio y Saba. Además, recientemente anunció planes de desarrollo adicionales para sus operaciones en Chile, los cuales incluyen agregar o actualizar la conectividad de banda ancha en un total de aproximadamente 200 mil hogares en el país este año.

También a principios de este año, quiso comprar las operaciones regionales de Millicom, pero no logró llegar a un acuerdo.

La unidad de Puerto Rico es una de las que mayor rendimiento le representa a Liberty: en el segundo trimestre del año, Liberty Latin America subió un 3 por ciento sus ingresos, a 922 millones de dólares, gracias a que en Puerto Rico incrementó un 29 por ciento sus ventas en este periodo. Además de sus operaciones en el Caribe y en Chile (a través de VTR), el operador es el principal accionista de Cable & Wireless Panamá.

En tanto, este es el primer desprendimiento que hace AT&T luego de la sugerencia que realizó uno de sus principales accionistas, Elliott Management, de vender algunos de sus activos para revalorizarse. El fondo describió un plan para activar y generar oportunidades de valor para la compañía, que incluye la desinversión en DirecTV, las operaciones inalámbricas mexicanas, partes de la huella del cable, entre otros.

En este contexto, además de las operaciones de Puerto Rico, AT&T podría seguir desinvirtiendo en la región. De acuerdo con información que publicó The Wall Street Journal semanas atrás, el operador estaría explorando la separación de su unidad DirecTV con varias opciones, incluida una escisión de DirecTV en una compañía pública separada y una combinación de los activos con Dish Network Corp; aunque John Stanke, presidente y director de Operaciones de la compañía, negó tal afirmación.

4 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here