En una operación invertida, tras no lograr vender UPC Suiza a Sunrise, ahora Liberty Global compró el total de los activos de Sunrise por unos 7 mil 400 millones de dólares (6 mil 800 millones de francos suizos) con el objetivo de crear el principal operador convergente del país.

Liberty Global dijo que la transacción le permitirá integrar un negocio de 317 mil millones de francos suizos en ingresos, 2 millones 100 mil suscriptores móviles pospago, un millón 200 mil usuarios de banda ancha y un millón 300 mil abonados de televisión. Esto le da una participación de mercado de alrededor de 30 por ciento en cada segmento.

Sunrise se combinará con las operaciones de UPC, la unidad de cable de la empresa británica, mejorando su posición para competir en el mercado suizo fijo y móvil. Liberty Global señaló que tiene la intención de continuar el despliegue de 5G, aumentar la expansión de fibra óptica al hogar e impulsar nuevas tecnologías.

Durante el año pasado, Liberty mantuvo negociaciones para vender UPC Suiza a Sunrise; sin embargo, el acuerdo se canceló debido a la oposición de algunos accionistas, especialmente Freenet, para apoyar el programa de financiamiento. Por ello, en diciembre la multinacional anunció que abandonaba cualquier intento de seguir la venta y pondría en marcha un plan de recuperación para su filial. Esta vez Freenet sí respaldó la oferta.

Para 2021, Liberty proyecta que 90 por ciento de los hogares suizos cuenten con acceso a banda ancha de velocidad de un gigabit, con miras a brindar hasta 10 Gbps en los años siguientes, al disponer de la capacidad de fibra óptica de Sunrise y la red troncal de UPC.

Mike Fries, director Ejecutivo de Liberty Global, afirmó que “esta poderosa combinación de banda ancha inalámbrica 5G y gigabit acelerará la inversión digital en un momento en que la conectividad nunca ha sido más esencial. La convergencia fijo-móvil es el futuro del sector de las telecomunicaciones en Europa”.

A esta transacción en Suiza la anteceden otros convenios de la compañía británica para consolidar su negocio en Europa. En mayo, Virgin Media, de Liberty Global, y la filial de Telefónica en el Reino Unido acordaron fusionarse para crear un operador integrado. Y en agosto de 2019, Liberty cerró la venta de activos a Vodafone en Alemania, República Checa, Hungría y Rumanía.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here