Liberty LA debe desprenderse de activos de fibra para quedarse con AT&T Puerto Rico

0
243

A un año de anunciar la operación, el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DoJ) aprobó la compra de AT&T Puerto Rico por parte de Liberty Latin America, aunque sujeta a términos: el organismo obliga a la compañía a que se deshagan de ciertos activos de telecomunicaciones basados ​​en fibra y cuentas de clientes.

Para cumplir con la obligación, Liberty celebró un acuerdo de desinversión de parte de sus operaciones B2B con WorldNet Telecommunications, Inc. (WorldNet) como adquirente.

La División Antimonopolio del Departamento de Justicia presentó una demanda civil antimonopolio en el Tribunal de Distrito del Distrito de Columbia para bloquear la fusión propuesta entre Liberty y la operación de AT&T en la Isla. Al mismo tiempo, el DoJ presentó una propuesta de acuerdo que, de ser aprobada por el Tribunal, resolvería el daño competitivo alegado en la demanda.

Y es que, según el DoJ, la fusión como se estructuraba originalmente habría eliminado la competencia por los servicios de telecomunicaciones basados en fibra óptica. Liberty y AT&T son dos de los tres proveedores de telecomunicaciones por cable más grandes de Puerto Rico y poseen dos de las tres infraestructuras de red basadas en fibra más extensas de la isla.

Concretamente, WorldNet se hará de la red Columbus basada en fibra en el área metropolitana de San Juan que Liberty adquirió como parte de su compra de Cable & Wireless Communications en 2016; activos de fibra adicionales, incluidas instalaciones de fibra y derechos de uso irrenunciables, en la red de Liberty en el resto de la isla; cuentas de clientes empresariales minoristas basadas en fibra a las que presta servicio Liberty en la actualidad, con excepciones limitadas; y el derecho a pasar la fibra por el conducto de Liberty y conectar la fibra a los postes telefónicos de Liberty.

La venta colocará a WorldNet en la posición de convertirse en un fuerte competidor en la provisión de conectividad basada en fibra y servicios de telecomunicaciones para clientes empresariales en todo Puerto Rico.

De acuerdo con un comunicado, Liberty Latin America y AT&T tienen la intención de cerrar la transacción el 31 de octubre de 2020. Según los términos del acuerdo, AT&T conservará las responsabilidades y relaciones de FirstNet, así como DirecTV y ciertas relaciones comerciales con clientes globales.

Liberty Latin America anunció en octubre del año pasado la compra de AT&T Puerto Rico por mil 950 millones de dólares en efectivo y libre de deuda.

Al sumar las operaciones móviles de AT&T, Liberty creará un operador convergente que combinará sus servicios de banda ancha y televisión, y tendrá un ingreso anual de aproximadamente mil 200 millones de dólares. En Puerto Rico, AT&T  ya cubrió toda la isla con 5G.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here