Liberty sigue expandiéndose y compra Claro Panamá

1020

Liberty Latin América (LiLAC) continúa fortaleciéndose en Centroamérica y el Caribe. Después de comprar las operaciones de Telefónica en Costa Rica y las de AT&T en Puerto Rico, ahora se hará de Claro en Panamá, a través de su subsidiaria Cable & Wireless, por 200 millones de dólares.

En un comunicado, América Móvil (AMX) informó que ha celebrado un acuerdo con Cable & Wireless Panamá para vender el 100 por ciento de su subsidiaria Claro, que excluye las torres de telecomunicaciones que son propiedad indirecta de AMX en Panamá, y las marcas Claro.

La compra es una clara apuesta de LiLAC en Panamá, donde ya presta servicios fijos a través de Cable & Wireless, y además donde puso su centro de operaciones regionales.

“Estamos encantados de aumentar aún más nuestro compromiso con Panamá a través de la adquisición anunciada hoy de Claro Panamá. El negocio integrado operará a través de una red con amplia cobertura e invertirá para ofrecer productos y servicios móviles innovadores para consumidores panameños y clientes B2B, incluso a través de tecnologías líderes como 5G. En Liberty Latin America hemos establecido nuestro Centro de Operaciones grupales en Panamá y vemos al país como un importante centro digital para la región, que esperamos impulsar la creciente demanda de nuestro conjunto completo de soluciones de conectividad móvil y fija. La valoración de la adquisición es coherente con nuestro enfoque disciplinado hacia las fusiones y adquisiciones y aumentará el flujo de caja libre por acción”, sostuvo sobre la compra Balan Nair, presidente y director Ejecutivo de Liberty Latin America.

Te recomendamos: Las adquisiciones ya impactan positivamente en los números de Liberty Latin America

Los 200 millones de dólares, que se pagarán en efectivo y libre de deuda, equivalen a un múltiplo de adquisición de un dígito medio del OIBDA ajustado del año fiscal 2020 de Claro Panamá, incluidas las sinergias de tasa de ejecución anual proyectadas.

El precio, dice el comunicado, está ajustado por deuda neta a la fecha de cierre de la transacción, que se espera que se concrete durante la primera mitad de 2022, luego de las aprobaciones regulatorias correspondientes.

Para el año fiscal terminado el 31 de diciembre de 2020, Claro Panamá generó 157 millones dólares de ingresos, y al 30 de junio de 2021 el negocio tenía 760 mil suscriptores móviles.

Este movimiento se suma al que realizó en 2019 Telefónica al vender su unidad móvil en el país a Millicom por 594 millones de dólares.

Hace ya unos años que LiLAC comenzó a interesarse por la expansión en la región. Hasta 2015, solo tenía presencia en Chile y Puerto Rico. Un año más tarde, con la compra de Cable & Wireless Communications, el operador se expandió a 15 mercados de la cuenca del Caribe, además de Panamá. En octubre de 2018, LiLAC completó la compra del 80 por ciento del operador costarricense Cabletica por 247 millones de dólares.

En octubre de 2019, adquirió AT&T Puerto Rico e Islas Vírgenes por mil 950 millones de dólares. Ese año también adquirió el 12.5 por ciento ​​restante de United Telecommunication Services (UTS), la encargada de proporcionar servicios fijos y móviles en Curazao, Sint Maarten, San Martín, Bonaire, San Bartolomé, San Eustaquio y Saba. Además, anunció planes de desarrollo adicionales para sus operaciones en Chile, los cuales incluyen agregar o actualizar la conectividad de banda ancha en un total de aproximadamente 200 mil hogares. Por último, el año pasado se hizo de las operaciones de Telefónica en Costa Rica, luego de que se cayera la venta de Millicom.