El anuncio de la nueva moneda virtual de Facebook, Libra, sigue generando reacciones de preocupación en el ámbito financiero a nivel mundial.

La primera resistencia fue en suelo norteamericano. Maxine Water, presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, dijo que el gobierno de Estados Unidos necesita estudiar la iniciativa de Facebook antes de permitir que continúe. “Deberíamos preguntarles, como lo estamos haciendo, o forzarlos de cualquier manera que podamos para establecer una moratoria en esta nueva criptomoneda que están implementando”, dijo.

Además, el Comité Bancario del Senado de Estados Unidos sentará en el banquillo para un interrogatorio a David Marcus, quien supervisa los esfuerzos de blockchain de Facebook, según fuentes de Washington a las que citó Reuters.

La noticia cruzó el océano y despertó reacciones también en Europa. El gobernador del Banco Central de Francia, Francois Villeroy de Galhau, confirmó que se está creando un grupo de trabajo del G7 para estudiar cómo los bancos centrales garantizan que las criptomonedas como Libra se regirán por regulaciones, que van desde leyes de lavado de dinero hasta normas de protección del consumidor. El funcionario agregó que no se opone a que Facebook cree un instrumento para transacciones financieras, pero sí a que el instrumento se convierta en una moneda soberana. “El concepto de una criptomoneda estable aún debe definirse”, afirmó.

Por su parte, Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, sostuvo que los principales bancos centrales y reguladores querrán la supervisión de la nueva moneda y el sistema de pago propuesto por la red social para garantizar que sea seguro y que no permita el lavado de dinero ni la financiación del terrorismo. “Tienen que ser seguros o no va suceder”, sentenció.

Carney fue más moderado en su crítica a la nueva criptomoneda. Aseguró que el Banco de Inglaterra se acercará a Libra con “una mente abierta, pero no con una puerta abierta”.

Su par alemán, Jens Weidmann, advirtió que las estafas podrían socavar los bancos si se convirtieran en una alternativa generalizada a los depósitos bancarios en monedas convencionales.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here