Una nueva era de interacción y colaboración entre los seres humanos ha llegado.

No, no se trata de las simples videollamadas que han crecido exponencialmente por la pandemia de Covid-19, sino de lo que empresas como Cisco han logrado desarrollar con sistemas de videoconferencias dotados de Inteligencia Artificial, lo que las convierte en verdaderas herramientas del futuro.

Pablo Marrone, director de Colaboración de Cisco en América Latina, platicó con DPL News y aseveró que las herramientas de comunicaciones y colaboración con Inteligencia Artificial son el siguiente paso para que las empresas y gobiernos incrementen su productividad y se mantengan protegidas.

Por ejemplo, la tecnología de video reuniones de Cisco tiene reconocimiento facial con Inteligencia Artificial, lo que permite que la propia herramienta identifique quiénes están participando en la videollamada que, por cierto, está cifrada, y con ello evitar que haya intrusos escuchando la información de una junta de negocios.

Pero la Inteligencia Artificial no sólo sirve para eso, contó Marrone, sino que se puede adaptar para un sinfín de acciones en las videoconferencias.

Cisco ofrece, entre otras soluciones, su Webex Desk Pro, una solución que está dotada de una pantalla con cámara y sensores que se puede utilizar en salas de junta.

“Hay varios ambientes en los cuales se puede usar. Por ejemplo, las salas de reunión tienen dispositivos de video y en eso nos especializamos. Son capaces de detectar quién está físicamente en una oficina, me reconoce y pregunta qué quiero hacer. Por cierto, no tengo que tocar nada y realizará lo que yo le indique, como iniciar una videollamada con alguien. “A propósito de la nueva normalidad en las oficinas, las soluciones como Desk Pro funcionan libres de tacto. Y como las cámaras son inteligentes, tienen la capacidad de contar cuántas personas hay en la sala. En caso de que rebase las permitidas, envía una alerta o se pone la pantalla roja”, detalló el ejecutivo de Cisco.

Pero eso es sólo una parte de lo que las soluciones de colaboración con Inteligencia Artificial pueden hacer. Otra de las actividades es que durante una reunión en video, el sistema es capaz de ofrecer en tiempo real una ficha sobre el perfil profesional de las personas que participan, y en temas de productividad, permite manipular y compartir archivos con comandos de voz durante la reunión.

Incluso, aunque parece anecdótico, los sistemas de videollamadas de la nueva era que ofrece Cisco tienen la capacidad de reconocer ruidos ajenos a la voz de los participantes, como ladridos de perros, sonidos de autos, sirenas de patrullas o ambulancias, por mencionar algunos, y suprimirlos para que el audio de la videoconferencia sea lo más limpio posible.

Adaptar y adoptar el futuro

Las empresas y gobiernos ya no deben discutir si adoptarán o no tecnologías de colaboración como las videollamadas con Inteligencia Artificial, pues durante la pandemia de Covid-19 quedó demostrado que son necesarias para no frenar la economía, afirmó Pablo Marrone. 

En lugar de ello, es necesario analizar cómo y en qué procesos las implementarán, aseguró Pablo Marrone de Cisco.

Apuntó que el uso de su herramienta Webex se multiplicó por 40 veces en América Latina; sin embargo, en México, tal y como ocurrió en otras partes, la adopción por parte de las empresas fue desordenada: no estaban preparados para enviar a sus empleados a trabajar en casa.

Por ello, dijo que es necesario que las organizaciones comiencen ya a delinear planes de uso de tecnologías inteligentes de colaboración a pesar de que haya un regreso a las actividades presenciales, pues éstas no volverán al 100 por ciento y la nueva realidad será híbrida, es decir, trabajo a distancia en los hogares y presencial en las oficinas.

“La pandemia catalizó todos los bloqueos mentales y expuso una tecnología. Hubo una adopción de tecnología desordenada y un cambio del modo de trabajar desordenado. Pero conforme han pasado los días, ya estamos viendo una adopción más seria.

“Las discusiones ya no son sobre enviar a la gente a casa o no, sino qué viene después. “Las organizaciones saben que no será la última, vendrá otra pandemia, un huracán, un terremoto, por lo que el uso de las tecnologías colaborativas llegó para quedarse”, comentó.

El ejecutivo de Cisco reveló que antes del encierro por la pandemia, en América Latina la plataforma Webex tenía en promedio 5 mil millones de minutos de reuniones mensuales, actualmente el promedio es de 25 mil minutos al mes.

Tecnología segura al servicio del gobierno

Para Mario de la Cruz, director de Asuntos Gubernamentales de Cisco para América Latina, el gobierno de Argentina logró adaptar la tecnología colaborativa de forma exitosa, específicamente en el Congreso.

El 13 de mayo se llevó la primera sesión virtual del Senado de la República de Argentina a través de la plataforma Webex.

Se trató de una sesión híbrida, pues cuatro congresistas participaron de forma presencial, en tanto que la mayoría, otros 67, lo hizo a través de una conexión remota.

De la Cruz explicó que se cifraron cada una de las conexiones de los senadores a través de una red privada virtual (VPN, por sus siglas en inglés). Además, dijo que la inteligencia del sistema permite realizar análisis de tráfico en la comunicación en tiempo real para detectar intrusiones, sin violar la privacidad de las sesiones.

Cada uno de los legisladores accedió mediante sus credenciales del Registro Nacional de las Personas, además de usuario y contraseña sobre la misma plataforma Webex.

Al tratarse de una sesión oficial, se implementó un sistema de votación sobre la misma plataforma, por lo cual las discusiones se realizaron en video, pero bajo el mismo método de votación presencial.

“En Argentina se votaron por primera vez en la historia leyes a través de Webex, es un hito porque se aprobaron leyes usando tecnologías colaborativas”, agregó Marrone.

Destacó también que las reuniones que ha habido a nivel internacional como la de ministros de salud del G20 se han llevado a cabo a través de Webex.

Asimismo, destacó usos como los de la telemedicina. Por ejemplo, en México los médicos del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) se comunican a través de Webex. Además, implementaron el sistema para que los pacientes internados se comuniquen igualmente a través de la plataforma de Cisco.

Ambos ejecutivos de Cisco concluyeron que las herramientas de colaboración serán cada día más inteligentes, lo que permitirá a gobiernos, empresas e individuos ser cada vez más eficientes en sus interacciones con los demás, y sobre todo en las actividades que representen generación económica.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here