Loon reforzará su red con AT&T para mejorar respuesta ante situaciones de emergencia

Esta colaboración global entre Loon y AT&T los colocará en una posición para responder de manera más rápida y efectiva a los desastres en todo el mundo.

0
391

El Proyecto Loon, de Google, consiguió una colaboración global con AT&T para lograr un despliegue de sus globos de helio de manera más rápida y efectiva ante la posibilidad de un desastre en cualquier parte del mundo.

Loon proporciona acceso a Internet en zonas rurales y remotas, situando sus globos en la estratósfera para crear una red inalámbrica aérea de velocidades considerables.

En tiempos de crisis o desastres, incluso en lugares con buena cobertura de red móvil, las personas atendidas pueden quedar sin servicio por tiempo indefinido. Por ello, la capacidad de Loon para proporcionar un servicio flexible y resistente lo convierte en una herramienta importante.

Bajo el acuerdo, el sistema Loon se integrará a la red de AT&T, extendiéndose a los socios del operador en todo el mundo. De esta manera, Loon podrá proporcionar servicio a un operador móvil de terceros si tiene una relación de roaming internacional estándar con AT&T.

Habilitar la red para implementar la solución Loon requiere gran cantidad de trabajo de preparación, aprobaciones gubernamentales y regulatorias, capacidad para volar sobre un país o región, autorización para el uso de frecuencias de comunicaciones y habilitar el servicio. Loom señaló que “necesita una integración de red con un operador de red móvil local (MNO)”, ya que extiende su servicio a aquellos lugares donde no está presente el MNO a través de una torre celular flotante a 20 kilómetros en el cielo.

Por ello, Loon deberá aprovechar la red de AT&T y ampliar la cantidad de operadores en todo el mundo con los que puede trabajar sin tener que completar estos requisitos. Su principal beneficio será que en una situación de desastre podrá servir simultáneamente a varios operadores móviles en un mercado.

Si bien la mayor parte del trabajo de Loon se hace desde la estratósfera, los globos necesitan conectarse con instalaciones terrestres para tener un punto de conexión física a Internet y a la red central del socio local. Esta infraestructura terrestre necesita ser importada, instalada y probada.

Experiencia

De estos elementos necesarios dependerá el tiempo de respuesta en un desastre. Una de las primeras experiencias de Loon fue en 2017, cuando el huracán María devastó Puerto Rico, destruyendo casi toda la infraestructura de comunicaciones de la isla, por lo que se asoció con AT&T para poder ayudar.

Como no habían servido en Puerto Rico, los equipos técnicos, regulatorios y de operaciones de ambas compañías tuvieron que iniciar desde cero, tardando casi un mes en que funcionara el servicio. Contrario a lo que pasó en Perú en 2019, con el terremoto que destruyó la infraestructura de comunicaciones, que sólo tuvieron que reposicionar los globos en las áreas afectadas y atender a los necesitados 48 horas posteriores al terremoto.

Loon aseguró que ha cambiado su capacidad de ayudar en un desastre: “nos hemos alejado de pensar en la respuesta a desastres, ahora pensamos principalmente en la preparación para desastres”. Así podrán responder no en semanas, sino en días u horas.

En cuanto a las aprobaciones gubernamentales e instalación de infraestructura terrestre para el despliegue de Loon, en los últimos meses han obtenido aprobaciones para volar sobre Kenia, Uganda, Namibia, República Democrática del Congo, Chad, Malawi y Lesotho, con lo que suman ya más de 50 países y regiones aprobadas. Y a medida que se acerca la temporada de huracanes en el Caribe, instalarán estratégicamente estaciones terrestres en esa región.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here