A diciembre de 2018, un 60 por ciento de los accesos a banda ancha fija en España tenían una velocidad de 100 Mbps o más, cuando un año atrás la cifra era de 27 por ciento, lo que supone un crecimiento de 112 por ciento en las conexiones de alta velocidad, de acuerdo con el Informe Económico Sectorial de Telecomunicaciones y Audiovisual, que publicó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de España.

Accesos

Los accesos a banda ancha fija crecieron 3.5 por ciento en el último año a 15.18 millones, lo que elevó la penetración a 32.5 líneas por cada 100 habitantes. Los accesos FTTH ya representan la mayoría de las líneas de banda ancha fija, con 8.74 millones, seguidos por los XDSL (3.74 millones) y HFC (2.43 millones). Esta cifra hace que España se encuentre entre los países de la Unión Europea con mayor cobertura de fibra óptica al hogar.

Movistar es el operador que más accesos en este segmento de banda ancha fija concentra, con 6 millones, seguido por Orange con 4 millones, y Vodafone, con 3.2 millones.

España contaba a finales de 2018 con 54.2 millones de líneas móviles (un aumento de 1.7% interanual), de las cuales 46 millones cuentan con banda ancha móvil (un incremento de 5.4 % año con año).

Del total de las líneas móviles, 31.4 millones son LTE, teniendo en cuenta que, a finales de 2018, la mayoría de los operadores móviles virtuales (OMV) ya ofrecían velocidades 4G gracias a los acuerdos de acceso firmados con los operadores de red. En banda ancha móvil, Movistar cerró el año con 13.4 millones de líneas, Orange con 12 millones, Vodafone con 11.8 millones, MasMóvil con 5.1 millones y el resto de los operadores móviles virtuales con 3.7 millones.

Por su parte, la televisión de paga también aumentó en 2018 un 3.4 por ciento en número de abonados, hasta llegar a 6.9 millones.

A finales de 2018, el total de los contratos bajo la modalidad de empaquetamiento alcanzó los 12.2 millones, casi 600 mil más que al cierre del ejercicio anterior. Esta tendencia también incluye los servicios de TV paga: de los 6.9 millones de clientes del servicio, 91 por ciento contratan algún paquete.

MasMóvil se consolidó en 2018 como el cuarto operador convergente en el ámbito nacional, detrás de Movistar, Vodafone y Orange, logrando una cuota de mercado en el segmento de banda ancha fija de 7 por ciento y de 12.4 por ciento en el mercado de telefonía móvil.

Ingresos e inversión

La facturación global del sector de las telecomunicaciones aumentó un 0.7 por ciento en 2018, contra el 2017, a 34 mil 516 millones de euros, de los cuales 25 mil 240 millones fueron ingresos minoristas y 9 mil 276 millones de euros fueron mayoristas.

Las ventas por comunicaciones móviles representaron 9 mil 410 millones de euros, de las cuales la banda ancha móvil fue el servicio que más crecimiento en ventas obtuvo en el año, con un aumento de 12.7 por ciento, hasta llegar a los 5 mil 275 millones de euros. Mientras que las comunicaciones fijas crecieron en ventas un 3.1 por ciento a 8 mil 119 millones de euros. Los servicios audiovisuales decrecieron en ingresos un 0.3 por ciento a 4 mil 338 millones de euros.

Los tres principales operadores concentraron un 77.1 por ciento de los ingresos minoristas: Movistar obtuvo ingresos por 10 mil 508 millones de euros; Vodafone por 4 mil 491 millones; y Orange por 4 mil 471 millones de euros. Los ingresos de MasMóvil crecieron un 22 por ciento interanual a mil 439 millones de euros.

La inversión total del sector de telecomunicaciones y audiovisual en 2018 ascendió a 5 mil 340 millones de euros, contra los 4 mil 680 millones reportados un año atrás. La cifra incluye la inversión en espectro, que en 2018 ascendió a 494 millones de euros, que en su mayoría corresponde a la adquisición de frecuencias 5G de los tres principales operadores.

El año pasado, Movistar fue la compañía que más invirtió (mil 634 millones de euros), aunque la cifra es un 8.6 por ciento menor a la del 2017, debido a una ralentización de su despliegue de red de acceso fijo. Orange elevó su capex a mil 188 millones de euros, mientras que Vodafone prácticamente lo mantuvo en 797 millones de euros.

Al 31 de diciembre pasado, los operadores móviles habían desplegado un total de 47 mil 669 estaciones base LTE, con un aumento de 16 por ciento con respecto al 2017.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here