Usar AirPods podría causar cáncer y daño en el ADN

956

Aproximadamente, 250 investigadores de más de 40 países que estudian las tecnologías inalámbricas han firmado una petición ante la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtiendo sobre su preocupación por el campo electromagnético (CEM, por sus siglas en ingles), emitido por dispositivos inalámbricos, en especial los auriculares como AirPods.

Jerry Philips, profesor de bioquímica en la Universidad de Colorado, menciona que su principal preocupación por los AirPods es que “su colocación en el canal auditivo expone los tejidos en la cabeza a niveles relativamente altos de radiación por radiofrecuencia”.

Tumores y otras afecciones relacionadas con un funcionamiento anormal de las células son los principales riesgos de usar esta tecnología.

La petición señala numerosas publicaciones científicas que demuestran que los CEM pueden desarrollar cáncer, trastornos neurológicos y daño en el ADN.

Sin embargo, hay otros expertos que no están de acuerdo con dichas preocupaciones; Kenneth Foster, profesor de bioingeniería en la Universidad de Pennsylvania, se ha dedicado a estudiar los efectos de la radiación inalámbrica en la salud humana y afirma que la OMS y otras organizaciones no han encontrado “ninguna evidencia clara de peligros de la salud en niveles de exposición por debajo de los límites internacionales”.

El profesor Phillips reitera que los estándares actuales de exposición inalámbrica están desactualizados y que se necesita más investigación. Por ahora, la mejor recomendación es utilizar audífonos con cable para reducir los riesgos por exposición de radiación electromagnética emitida por teléfonos celulares.