Cnnexpansión Gabriela Chávez

Si bien el confinamiento por el COVID-19 ha llevado a que más gente consuma más contenido digital, la crisis económica actual, también ha limitado la capacidad de gasto de los internautas mexicanos lo que ha abierto oportunidades para que nuevos servicios de streaming gratuito, pero con publicidad, ganen adeptos en el país.

Uno de los jugadores más recientes de esta oferta es Tubi, un servicio propiedad de Fox, pero que llegó a México el mes pasado de la mano de TV Azteca con un portafolio de 150 películas, telenovelas de la televisora mexicana y programas como Masterchef, además de contenido internacional bajo licencia. El acuerdo de operación de ambos en México, de entrada, será de tres años.

Tras seis años de operación en Estados Unidos y un promedio de 25 millones de usuarios activos mensualmente, Farhad Massoudi, fundador y CEO de Tubi decidió traer esta oferta a México, pues consideró que la actual situación global que perfila a una mayor conectividad y búsqueda de ofertas a precio competitivo crearon una buena oportunidad para expandir este servicio.

“EU es el mercado más competitivo en streaming y pese a eso crecimos en abril 150%. México es un mercado muy interesante y creemos que tenemos un muy buen producto para consumidores sensibles al precio. Sí creo que el mercado mexicano puede llegar a los niveles de adopción del servicio en Estados Unidos”, dijo Massoudi en entrevista.

La idea de esta oferta es atraer el gusto de la gente con un servicio que no requiere del pago de suscripción o compra del contenido, como Netflix, Amazon Prime, entre otras pues al contrario, este tipo de servicios conocidos como AVOD (Ad-Supported Video On Demand) te muestran sus títulos pero debes de consumir su publicidad, como si fuesen comerciales de televisión tradicional.

Massoudi apunta a Tubi para dos tipos de consumidores en el mercado mexicano.

“Nuestro modelo nos hace atractivos para dos tipos de consumidores, para los que ya tienen un streaming de suscripción como Netflix y quieren acceso a más contenido premium como un complemento y ya no quieren pagar más, y los que no lo tienen, y en nosotros ven una carpeta grande de contenido sin costo”, dijo.

Tubi y Pluto TV de Viacom, también dueño de MTV y Nickelodeon, son algunos de estos servicios AVOD que ya operan en México.

Dadas las complicadas condiciones económicas actuales, un análisis de Barclays estimó que a nivel global este modelo de streaming puede tener una oportunidad de crecimiento frente a sus competidores, pues se perfila como una opción más novedosa que la televisión por cable o que el servicio de streaming, que si bien se duplicó en horas de contenido de consumo durante los primeros tres meses de la pandemia de COVID-19, tan solo en Estados Unidos, sus clientes están sumándose a un menor ritmo que antes.

En México, datos de The CIU estiman que los usuarios de contenido vía streaming u OTT de paga rondan actualmente los 9.6 millones de personas. A nivel global, datos de Statista, reflejan que la inversión publicitaria en este modelo de streaming crecerá de 7,900 millones de dólares a 24,200 millones de dólares en 2024.

Actualmente algunas de las plataformas líderes de este modelo son Roku, Tubi, Crackle, Vudu y Plex, la mayoría aún solo con operación en Estados Unidos.

Si bien Massoudi no delineó objetivos de crecimiento para el mercado nacional adelantó que operarán en fases, escuchando y analizando, los datos y preferencias que sus usuarios en México les permitan ver, para a partir de ahí, sumar nuevo contenido y más licencias que apelan al gusto de los mexicanos.

“Vamos a lanzar por fases. Vamos a lanzar, a escuchar a ver los datos y ver cómo nos movemos basados en los dato que nos arroje la preferencia de la gente”, comentó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here