Sin comillas

Los ingresos de Liberty Puerto Rico aumentaron hasta $109.1 millones en el segundo trimestre, un 5.1% más que en el mismo periodo del año pasado cuando los ingresos fueron de $103.8 millones. Los buenos resultados en Puerto Rico ayudaron a compensar las caídas en otros mercados de Liberty Latin America, cuyos ingresos disminuyeron 13.6% en el segundo trimestre, hasta $849 millones.

En los primeros seis meses del año los ingresos de Liberty Puerto Rico aumentaron en $11.3 millones, de $202.4 millones en 2019 a $213.7 millones este año, un incremento de 5.6%.

“Me siento bien orgulloso de que hayamos tenido tan buenos resultados porque estos números no solo reflejan nuestra habilidad ininterrumpida para ofrecer conectividad y servicios de entretenimiento, pero también reflejan nuestra motivación para ser un buen ciudadano corporativo al ayudar a nuestros clientes residenciales y de negocios a mantener sus servicios en un momento en el que más lo necesitaban, aun si no lo podían pagar”, dijo Naji Khoury, presidente y principal oficial ejecutivo de Liberty Puerto Rico. “Cuando decimos que nos preocupamos por nuestros clientes, lo decimos en serio. Trabajamos con ellos para asegurar que podrían continuar trabajando y estudiando desde sus hogares para su seguridad y paz mental”.

La compañía añadió 33,500 unidades generadoras de ingresos (RGU por sus siglas en inglés) en el segundo trimestre de 2020, un nivel récord. En el mismo periodo del año pasado había añadido 5,100 RGU. El crecimiento se vio impulsado por 22,000 nuevos clientes debido a una mayor demanda de acceso a Internet de alta velocidad.

En los primeros seis meses del 2020 Liberty Puerto Rico había añadido 42,500 RGU, frente a las 26,800 RGU en el mismo periodo del año pasado.

Liberty añadió más de 21,000 nuevos hogares a su área de cobertura durante el segundo trimestre de este año, una cifra que es cinco veces la del mismo periodo del año pasado.

Khoury mencionó que Liberty añadió durante el segundo trimestre más de 5,000 nuevos hogares, para un total de sobre 25,000, con la conexión de fibra al hogar o fiber to the home (FTTH) de la compañía con capacidad de hasta 1Gbps. Liberty Puerto Rico también actualizó una parte de su red en las regiones del norte y el centro, cubriendo 8,000 hogares en el segundo trimestre y 16,000 en lo que va de este año.

El promedio de ingresos por usuario (ARPU, por sus siglas en inglés) aumentó de $77.05 en 2019 a $77.69 en el segundo trimestre de este año, un alza de 0.8%.

La compañía estableció varias iniciativas para ayudar a los clientes que enfrentan dificultades económicas debido al cierre, como el adoptar y expandir la promesa Keep America Connected de la Comisión Federal de Comunicaciones; desistir de cobrar cargos por pago tardío y reconexión; ofrecer descuentos recurrentes temporeros y planes de pago; brindar un 30 por ciento de descuento a clientes que estaban recibiendo beneficios por desempleo e introducir un plan de Internet de 10Mbps por $24.99 con paquetes aplicables con VoIP y televisión como una opción más asequible. Además, la compañía ofreció un servicio de Internet básico gratis a 5,284 clientes que no podían pagar el servicio para darles una oportunidad de recuperarse económicamente.

El ejecutivo explicó que aunque están invirtiendo continuamente para hacer actualizaciones a su infraestructura y aumentar la capacidad de su red, la demanda durante el cierre por el COVID-19 fue tan alta que el equipo de Liberty tuvo que adelantar trabajo de casi un año en cuestión de dos semanas. La compañía aumentó su red de distribución en un 24% y aumentó la capacidad de su red central por 1,300 Gbps para acomodar el aumento de casi 50% en consumo de datos. El uso promedio por hogar subió a casi 400GB en el mes de abril, el cual representa un aumento de 45% versus los números previos a la cuarentena por el COVID-19. Este uso es también 20 veces mayor que el de un hogar con conexión de Internet móvil, que utiliza 20GB al mes. Casi 40% de ese uso fue para hacer streaming de video, con Netflix acaparando 28% de ese uso y YouTube llevándose el 12% restante.

“Claramente, esta pandemia ha demostrado que las familias que solo tienen aparatos móviles no pueden trabajar o estudiar en casa efectivamente”, dijo Khoury. “La penetración de banda ancha en la Isla ha aumentado y anticipamos que continuará aumentando a medida que la gente compruebe que la conexión de banda ancha fija es una necesidad”.

La compañía también estableció medidas para proteger a sus empleados de la posibilidad de contagio. Al principio del cierre cerca de un 70% de los empleados de la compañía trabajaba desde sus hogares. Hoy, aproximadamente 50% de los empleados sigue trabajando desde sus casas, mientras que la otra mitad trabaja en campo y en los centros de servicio y quioscos de la compañía con medidas de protección establecidas para garantizar su seguridad y la de los clientes. Los servicios que requieren que los técnicos entren a los hogares se hacen por pedido del cliente solamente y con precaución extrema siguiendo un protocolo estricto de distanciamiento, limpieza y protección.

El año pasado, Liberty Latin America anunció la adquisición de las operaciones de AT&T en Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses. Esta transacción está actualmente en la etapa regulatoria, lo que significa que todas las entidades regulatorias pertinentes a nivel estatal y federal están evaluando la transacción. Entretanto, ambas compañías continúan operando de forma separada.

Liberty Puerto Rico es una subsidiaria de Liberty Latin America y tiene 1,124,600 unidades de servicio subscritas al 30 de junio de 2020 en 75 municipios.

Liberty Puerto Rico es parte de Liberty Latin America, una compañía de telecomunicaciones con operaciones en sobre 20 países a través de América Latina y el Caribe.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here