Los moderadores de contenido de Facebook vuelven a la carga pidiendo mejores condiciones de trabajo

Los moderadores de contenido le exigen a Facebook terminar con el secretismo, recibir apoyo apropiado para proteger su salud mental, y ya no ser trabajadores tercerizados.

195

Hipertextual-Gabriel Erard

Una vez más, Facebook ha quedado bajo fuego por el trato recibido por sus moderadores de contenido. De hecho, fueron estos mismos quienes decidieron enviar una carta abierta a los principales directivos de la compañía para exigir nuevamente mejores condiciones de trabajo.

En el escrito, los moderadores de contenido ponen el foco en tres puntos básicos. Por un lado, piden terminar con “la cultura del miedo y el secretismo” que impone la red social. Específicamente, solicitan que Facebook no los obligue a firmar acuerdos de confidencialidad extremadamente restrictivos.

En principio, dichos documentos de Facebook tienen como fin evitar la divulgación de datos de usuarios o información sensible. Sin embargo, los trabajadores encuentran posteriormente que hasta tienen prohibido contarles a sus familiares a qué se dedican. “Ningún acuerdo de confidencialidad puede impedirnos legalmente hablar sobre nuestras condiciones laborales”, desafiaron.

El segundo punto que reclaman los moderadores de contenido es recibir un apoyo adecuado para proteger su salud mental. Los empleados han calificado los actuales esfuerzos de Facebook en la materia como “lamentablemente inapropiados”. Por eso piden acceso a regular y sostenido a profesionales como psicólogos y psiquiatras.

El contenido es psicológicamente dañino. Imagina ver horas de contenido violento o de abuso infantil en línea como parte de tu trabajo diario. No puedes salir ileso. Este trabajo no debe costarnos nuestra salud mental.

La salud mental, un punto clave en el reclamo de los moderadores de contenido de Facebook

No es la primera vez que el reclamo por mayor y mejor atención a la salud mental de los moderadores de contenido aparece en escena. Facebook ya ha enfrentado varias demandas con respecto a este tema; incluso ha tenido que indemnizar con sumas millonarias a empleados diagnosticados con estrés postraumático, provocado por su duro trabajo en la red social.

“El contenido es terrible y afectaría a cualquiera. Nadie puede estar bien si se la pasa observando violencia gráfica de 7 a 8 horas por día”, dijo Isabella Plunkett, una moderadora que testificó frente a un comité parlamentario en Irlanda por las malas condiciones laborales impuestas por Facebook.

En el último punto de la carta abierta enviada a los directivos, los moderadores de contenido exigen ser contratados directamente por la compañía. Actualmente, la mayoría de los empleados que se dedican a esta tarea son tercerizados a través de firmas como Accenture y Covalen.

En denuncias anteriores, los trabajadores han mencionado la falta de cobertura por ausencias en caso de enfermedad y que el pago que reciben es menor al de los que pertenecen a Facebook. “La ciudadanía de segunda clase de los moderadores subcontratados debe terminar hoy. […] Todos debemos recibir el mismo salario, beneficios y condiciones de empleo”, aseveraron.

La carta abierta de los moderadores de contenido de Facebook tiene como destinatarios a las principales caras visibles de la empresa: Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg. Sin embargo, también está dirigida a Anne Heraty y Julie Sweet, CEOs de Covalen y Accenture, respectivamente. Ya veremos si el reclamo de los trabajadores (uno más) tiene una resolución favorable.

Una vez más, Facebook ha quedado bajo fuego por el trato recibido por sus moderadores de contenido. De hecho, fueron estos mismos quienes decidieron enviar una carta abierta a los principales directivos de la compañía para exigir nuevamente mejores condiciones de trabajo.

En el escrito, los moderadores de contenido ponen el foco en tres puntos básicos. Por un lado, piden terminar con “la cultura del miedo y el secretismo” que impone la red social. Específicamente, solicitan que Facebook no los obligue a firmar acuerdos de confidencialidad extremadamente restrictivos.

En principio, dichos documentos de Facebook tienen como fin evitar la divulgación de datos de usuarios o información sensible. Sin embargo, los trabajadores encuentran posteriormente que hasta tienen prohibido contarles a sus familiares a qué se dedican. “Ningún acuerdo de confidencialidad puede impedirnos legalmente hablar sobre nuestras condiciones laborales”, desafiaron.

El segundo punto que reclaman los moderadores de contenido es recibir un apoyo adecuado para proteger su salud mental. Los empleados han calificado los actuales esfuerzos de Facebook en la materia como “lamentablemente inapropiados”. Por eso piden acceso a regular y sostenido a profesionales como psicólogos y psiquiatras.

El contenido es psicológicamente dañino. Imagina ver horas de contenido violento o de abuso infantil en línea como parte de tu trabajo diario. No puedes salir ileso. Este trabajo no debe costarnos nuestra salud mental.

La salud mental, un punto clave en el reclamo de los moderadores de contenido de Facebook

No es la primera vez que el reclamo por mayor y mejor atención a la salud mental de los moderadores de contenido aparece en escena. Facebook ya ha enfrentado varias demandas con respecto a este tema; incluso ha tenido que indemnizar con sumas millonarias a empleados diagnosticados con estrés postraumático, provocado por su duro trabajo en la red social.

“El contenido es terrible y afectaría a cualquiera. Nadie puede estar bien si se la pasa observando violencia gráfica de 7 a 8 horas por día”, dijo Isabella Plunkett, una moderadora que testificó frente a un comité parlamentario en Irlanda por las malas condiciones laborales impuestas por Facebook.

En el último punto de la carta abierta enviada a los directivos, los moderadores de contenido exigen ser contratados directamente por la compañía. Actualmente, la mayoría de los empleados que se dedican a esta tarea son tercerizados a través de firmas como Accenture y Covalen.

En denuncias anteriores, los trabajadores han mencionado la falta de cobertura por ausencias en caso de enfermedad y que el pago que reciben es menor al de los que pertenecen a Facebook. “La ciudadanía de segunda clase de los moderadores subcontratados debe terminar hoy. […] Todos debemos recibir el mismo salario, beneficios y condiciones de empleo”, aseveraron.

La carta abierta de los moderadores de contenido de Facebook tiene como destinatarios a las principales caras visibles de la empresa: Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg. Sin embargo, también está dirigida a Anne Heraty y Julie Sweet, CEOs de Covalen y Accenture, respectivamente. Ya veremos si el reclamo de los trabajadores (uno más) tiene una resolución favorable.