Los operadores móviles virtuales serían más rentables que un cuarto operador de red en México, según Promtel

0
1033

Un OMV revendedor o un OMV híbrido tendrían, a largo plazo, mayor potencial para ser rentables en el mercado mexicano que un nuevo operador de red, de acuerdo con un estudio del Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel).

Que la banda ancha móvil (BAM) sea el servicio de telecomunicaciones con mayor potencial de desarrollo en México no es ninguna novedad. Pero vale la pena repasar las variables que sostienen esta hipótesis, de esto se encargó Promtel. Antes de la salida de su primer director, Fernando Borjón, la entidad elaboró un Análisis de Proyectos de Inversión para la Provisión de Servicios de Banda Ancha Móvil, un estudio sobre la demanda y la oferta del servicio, el perfilamiento de proyectos y el modelo financiero asociado para tener una referencia a la hora de articular decisiones de inversión.

BAM: el servicio con mayor potencial de desarrollo

Los datos destacan la oportunidad de crecimiento de la BAM en México: cuando el promedio de los países de la OCDE es de 103 líneas de BAM por cada 100 habitantes, México cuenta con tan solo 67 de cada 100, lo que significa un margen de separación de 53 por ciento. Asimismo, la Unión Internacional de Telecomunicaciones estima que un aumento de 1 por ciento en la penetración de BAM se traduce en un incremento de 0.15 por ciento en el PIB.

Pero para tener datos comparativos con los otros servicios, Promtel dio una asignación cuantitativa a cuatro factores: tasa de crecimiento de penetración, participación del servicio en los ingresos totales, nivel de competencia y satisfacción del usuario. Esto dio como resultado que el mayor peso en la priorización de los servicios es el de BAM, con 30.5 por ciento, compuesto por el crecimiento de penetración de dicho servicio (13.6%), participación en ingresos totales (12.1%), mientras que los niveles de satisfacción del usuario y la competencia registraron el mismo porcentaje (2.4% cada uno).

El segundo servicio con mayor potencial de desarrollo es la banda ancha fija (26.7%), seguido por la televisión paga (18.9%).

Se proyectan casi 160 millones de usuarios de BAM para 2040

En un escenario base (medio), se proyectan poco menos de 160 millones de suscriptores de BAM para 2040, mientras que, en un escenario conservador, las líneas llegarían a 140 millones en 20 años, según estimaciones del organismo.

Ante un escenario base, se calcula que el consumo nacional de datos móviles en 2020 será de aproximadamente 370 mil TB por mes, para 2030 de 922 mil TB/mes y en 2040 se alcanzará el millón del TB/mes. Mientras que un escenario conservador señala que en 20 años se llegaría a un poco más de 700 mil TB/mes.

Utilizando distintas variables (como participación del mercado, precio promedio por Mb), para 2024, Promtel considera que el precio del Mbps de BAM se reducirá 30 por ciento, llegando a aproximadamente 0.55 pesos el Mbps (actualmente es de 0.65 pesos), mientras que el precio del Mb llegue aproximadamente a penas 0.47 pesos el Mb.   

El mejor modelo financiero es el del OMV

El informe llega a la conclusión de que tomando en cuenta las proyecciones antes descritas, más la estructura de costos (costo de inversión, operación, mantenimiento, ventas y gastos generales), un nuevo operador que despliegue una red en todas las regiones del país tendría, en la mayoría, valores presentes netos negativos. Esto se debería a las inversiones iniciales en Capex que se requieren durante los primeros cuatro años, y a los gastos de capital por mantenimiento de la red que se requieren a partir de los cinco años de entrada en operación.

“Un escenario en el cual una empresa realice por sí misma el despliegue de infraestructura a nivel nacional para la provisión de servicios de BAM presenta problemas para ser rentable, por lo que es una opción poco atractiva para el inversionista”, determina el informe.

En contraposición, Promtel propone dos modelos de proyectos con potencial económico con un horizonte de evaluación de 22 años. Por un lado, un modelo OMV que se realiza al 100 por ciento mediante la comercialización de capacidad de red. Frente a un escenario conservador, el OMV puede alcanzar rentabilidad a partir de una participación del mercado de 1 por ciento en cinco años, estimó el organismo.

Con un modelo OMV de comercialización, en un escenario de crecimiento de demanda, con una participación de mercado de 4.5 por ciento, y con un costo de ventas de 71 por ciento de los ingresos, generaría un valor presente neto de 10 mil 516 millones de pesos en las 9 regiones del país.  

Por el otro, un modelo híbrido donde una parte importante de la provisión de servicios se lleva a través de la comercialización de capacidad (80%) a un concesionario mayorista y el resto se provee a través de una red con infraestructura propia (20%). Para estos casos, estos operadores necesitarán de una participación de mercado superior a 4.5 por ciento en cinco años para ser rentables.

En este mismo caso, con un escenario de crecimiento de demanda y comportamiento de precios, una participación de 4.5 por ciento del mercado, con los costos Capex de despliegue inicial abarcado los primeros 4 años y los costos de ventas representando 45.8 por ciento de los ingresos recabados, arrojaría un valor presente neto de 9 mil 975 millones de pesos en las 9 regiones del país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here