Los pilares para una banca digital en 2025

0
1062

En un mundo cada vez más digital los bancos deben contar con las herramientas adecuadas para competir contra las grandes empresas tecnológicas. Según un documento del proveedor de software de fintech Backbase, los bancos deben optar por plataformas digital-first.

Backbase propone que para una banca digital o plataforma digital-first exitosa en 2025 se necesita estar apoyada de cuatro pilares:

Banca omnicanal

La banca omnicanal tiene un enfoque tradicional estructurada en sitios web, Internet o en sucursales físicas. Este tipo de canal no es eficiente ni cómodo para el cliente ni para el personal, ya que el flujo de trabajo y contenidos necesita su propia atención, por lo que el trabajo se rehace muchas veces y el resultado final no tiene relación alguna.

Para este tipo de banca es importante integrar dos velocidades: una lenta y continua en el sistema central y otra rápida para el nivel digital, combinando lo mejor de lo antiguo y lo nuevo. Las dos velocidades permiten a los bancos seguir trabajando con sus sistemas centrales sin perder las demandas modernas con una capa digital para mejorar la experiencia del cliente con respuestas rápidas.

Backbase recomienda a los bancos evitar conformarse con crear una aplicación móvil que no evolucione. Lo correcto es invertir en una estrategia para convertirse en omnicanal desde el principio.

Banca modular

El dinamismo en la interfaz de una banca móvil debe tener un sistema que sea lo suficientemente hábil para proporcionarlo. Al incorporar una plataforma digital-first con una arquitectura modular los bancos pueden ser más ágiles.

Una banca modular es parecida a una construcción con bloques Lego, donde se emplean módulos de un lado u otro dependiendo de las necesidades;  estos módulos se pueden crear y reutilizar hasta el infinito creando una estructura fluida y eficaz para las más recientes demandas de los clientes.

Empresas como Uber y Facebook pueden hacer grandes modificaciones sin trastornar sus sistemas centrales y mucho menos afectar los costos.

Los bancos deben innovar del mismo modo para implementar plataformas que respondan rápidamente a las necesidades del cliente sin afectar sus sistemas por completo.

Con una arquitectura modular ágil es posible que los bancos puedan adaptar, eliminar o agregar canales de distribución con costos variables mucho menores comparados con los formatos tradicionales, lo que permite liberar recursos para dedicarse en mejoras que aporten valor y no pérdidas.

Banca abierta

Anteriormente, los bancos tenían control total de todas las entradas y salidas relacionadas con los servicios de banca, los datos eran secretos y se mantenían ocultos. Pero el mundo ha cambiado y la banca abierta, así como la directiva PSD2, han transformado a los bancos en un modelo de negocio más abierto.

Con la entrada en vigor de la directiva PSD2 ha causado que los bancos abran sus API hasta para la competencia, proporcionando datos del banco. Aunque hay amenazas, la banca abierta proporciona nuevas oportunidades para el negocio.

Los clientes tienen la oportunidad de elegir a sus proveedores bancarios mediante API abiertas, además de incorporar productos y servicios inteligentes de otras empresas. Los bancos deben utilizar API abiertas para conectarse tanto interna como externamente para mantener el interés de sus clientes.

También pueden aprovechar creando nuevos consumidores mediante otras API, ofreciendo su propia oferta al acceder a funcionalidades de terceros, algo como lo que hace Uber. Sin embargo, los bancos deben tener cuidado de preservar la propiedad de la experiencia al abrir sus API para evitar regalar datos a la competencia.

Banca inteligente

Los clientes demandan mucho más los servicios hiperpersonalizados, por lo que el uso de tecnologías como la Inteligencia Artificial y motores de focalización inteligente son indispensables para atender estas demandas.

La generalización de servicios quedó en el pasado, dando paso a tecnologías que permiten automatizar el proceso de personalización. Este seguimiento automatizado proporciona información valiosa de las necesidades del cliente, permitiendo a los bancos ofrecer ofertas y asesoramientos enfocados.

Por ejemplo, cuando un usuario está en búsqueda de productos inmobiliarios se le puede presentar una oferta hipotecaria apropiada a sus intereses. Para esto, los bancos deben adaptarse al Big Data para llegar a entender sus propios datos y los de terceros; el objetivo es crear operaciones más eficientes y clientes más felices.

Respecto a la Inteligencia Artificial (IA), los bancos pueden utilizarla para predecir necesidades específicas de cada cliente e poder influir en el proceso de toma de decisiones antes de que ellos incluso piensen en actuar. La banca inteligente entra en el campo para crear recorridos eficientes para el cliente, así como para proporcionar soluciones óptimas y oportunas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here