Los privilegios de la autonomía

0
508

Reporte Indigo – Eduardo Buendía

A finales de 2018, cinco de cada 10 mexicanos económicamente activos ganaban por su trabajo menos de dos salarios mínimos -es decir hasta 5 mil 302 pesos mensuales-, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) elaborada por el Inegi.

En ese mismo periodo, algunos de los funcionarios de mando de órganos autónomos registraron percepciones cercanas a los 200 mil pesos mensuales, además de disfrutar de privilegios como tener chofer, apoyo para compra de vehículo, acceso a recursos para gasolina, seguros de vida o bonos de riesgo por desempeñar sus labores.

En las últimas semanas las altas remuneraciones de comisionados, subgobernadores o consejeros que integran estos órganos han estado en el centro del debate, luego de que mostraran resistencia a disminuir sus percepciones con la propuesta en el Congreso de la Unión de reformar la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, la cual pretende que todo este personal perciba un salario menor al del Presidente de la República

Esta situación derivó en una serie de impugnaciones ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitidas por el Banco de México, la Comisión Federal de Competencia (Cofece), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), entre otros, para que las remuneraciones de su personal se mantuvieran intactas.

Acorde a su política de austeridad, el presidente Andrés Manuel López Obrador, redujo su salario a 108 mil pesos mensuales al llegar a la Presidencia y ha sido ese discurso el que le ha servido como herramienta para emitir señalamientos contra los órganos autónomos.

Desde el inicio de su gobierno, el jefe del Ejecutivo ha cuestionado férreamente los altos salarios que perciben los funcionarios de estos organismos, además de retarlos frontalmente a combatir la corrupción y los conflictos de interés en su desempeño.

Por esta postura, el mandatario también ha recibido críticas y acusaciones de intentar controlarlos a pesar de ser constitucionalmente independientes.

IFT con transporte VIP

El pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones está integrado por el presidente, Gabriel Oswaldo Contreras Saldívar, y los comisionados María Elena Estavillo Flores, Mario Germán Fromow Rangel, Adolfo Cuevas Teja, Javier Juárez Mojica, Arturo Robles Rovalo y Sóstenes Díaz González.

La responsabilidad de estos servidores públicos es planear, regular, formular y conducir políticas y programas para el desarrollo de las telecomunicaciones en México

El comisionado presidente percibió el año pasado 197 mil 734 pesos netos mensuales, mientras que sus compañeros del Pleno recibieron 193 mil 504 pesos.

Sin embargo,  además de cobrar este salario, los comisionados del IFT cuentan con prestaciones que son cargadas al erario, a las que difícilmente los trabajadores de la iniciativa privada de este país acceden.

Por ejemplo, el artículo 26 del Manual de Remuneraciones del 2018 del Instituto estipula que “el Personal que ocupe un puesto de Comisionado, Coordinador Ejecutivo, Titular de Unidad, Secretario Técnico del Pleno y Coordinador General, podrá optar por un apoyo económico para cubrir los gastos de mantenimiento, combustible, lubricantes, seguros y depreciación del vehículo que sea de su propiedad y utilice en el desempeño de sus funciones, siempre y cuando no cuenten con vehículos asignados por el Instituto como apoyo para el desarrollo de las funciones”

Dicho apoyo para la compra de un vehículo nuevo fue de 180 mil pesos para los comisionados y de 142 mil pesos para directores generales en el 2018.

Pero, si los comisionados optaban por utilizar un automóvil propio para trasladarse a su lugar de trabajo, el IFT les entregaba 3 mil 750 pesos por concepto de “depreciación mensual”, además de una cuota fija mensual de otros 3 mil 750 pesos para “gastos” de su unidad.

En el caso de los directores generales las prestaciones de depreciación de vehículo y gastos también aplicó, pero se les entregaron 5 mil 916 pesos mensuales en total por ambas. 

Si algo queda claro al hacer un análisis de las prestaciones que el IFT reparte a su personal es que a este Instituto no le basta con otorgar altas cantidades de dinero para transporte.

Mediante una solicitud de información realizada por Reporte Indigo, el IFT informó que en el 2018 gastó 497 mil 700 pesos extra en dar reembolsos “de pasajes terrestres para el personal que realiza labores de chofer”.

El casi medio millón de pesos erogado por el Instituto fue distribuido en el pago de 259 viajes, cada uno con un costo promedio de mil 900 pesos.

No obstante, estos gastos por choferes son un esquema que  el IFT ha utilizado en los últimos años, pues en el 2017 destinó 489 mil 900 pesos para estas actividades; en el 2016 la cifra fue de 467 mil 267 pesos; y en el 2015 de 396 mil 900 pesos.

En este 2019, el Instituto ya reúne un gasto de 35 mil 800 pesos en 19 viajes realizados con chofer.

Los trabajadores del IFT, además de tener un transporte VIP, también cuentan con seguros que corren a cuenta del dinero que el Estado destina a sus labores.

Entre estos  seguros se encuentran uno de vida institucional que es la suma de 40 meses de la percepción ordinaria bruta mensual. En el caso de los comisionados que obtuvieron en el 2018 un salario bruto de 206 mil 336 pesos en promedio, este aseguramiento les garantiza una bolsa de 8 millones 253 mil 472 pesos.

El seguro de vida institucional es una prestación que tienen trabajadores de todos los niveles, sin embargo, este se puede potenciar dependiendo el rango del personal, pues este producto puede ser de hasta 68 meses de remuneración bruta.

Además, existe un  seguro para el retiro el cual ampara un pago único de 25 mil pesos en función de la edad y años de cotización del personal, este también aplica a toda la plantilla laboral.

Los  funcionarios considerados de mando del IFT también tienen derecho a un seguro de gastos médicos mayores que puede ser de 333 UMA (Unidad de Medida y Actualización) que en el 2018 equivaldría a 26 mil 840 pesos; no obstante, en un apartado del Manual de Remuneraciones se señala que este seguro también se puede potenciar hasta 34 mil 219 UMA, lo que significa una suma de 2 millones 758 mil 051 pesos.

Los comisionados y directores generales del Instituto Federal de Telecomunicaciones no sólo reciben un sueldo mensual por encima de los 190 mil pesos, también obtienen grandes cantidades de dinero para pagar traslados y seguros médicos y automotrices

El IFT promovió una controversia constitucional ante la SCJN con el propósito de suspender la reducción salarial a su plantilla de trabajadores. Pero el 15 de enero el ministro Jacobo Pérez Dayán rechazó esta suspensión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here