Los procesadores Intel de 11ª generación para escritorio llegan a comienzos de 2021. Esto es lo que sabemos

0
100

Gizmodo-Joanna Nellius

Intel ha anunciado que sus procesadores de escritorio de 11ª generación, con el nombre código Rocket Lake, se lanzarán en algún momento del primer trimestre de 2021. Pero a diferencia de la 10ª generación, esta nueva generación contará con soporte para PCIe 4.0. No han proporcionado mucha más información más allá de eso, aunque Intel dijo que revelaría más en los próximos meses.

La ventana de lanzamiento actual marcará solo un año desde que Intel lanzó sus procesadores de escritorio de 10ª generación (Comet Lake) junto con un nuevo chipset y zócalo de placa base. Si actualizaste el año pasado… ay, lo siento mucho. Pero al menos esas placas base no solo admitirán los próximos procesadores Rocket Lake, sino que ya están equipadas con compatibilidad con PCIe 4.0. Intel tuvo problemas para que su chipset de la serie 400 funcionara con PCIe 4.0, por lo que era un problema relacionado a Comet Lake en lugar de a la placa base.

Además, es probable que Intel lance un nuevo chip con sus procesadores de escritorio de próxima generación, lo que también significará más placas base nuevas. (Pero, como ya mencioné, las placas base de la serie 400 funcionarán con Rocket Lake. Todo lo que necesitarán es una actualización de software). Se rumorea que los chips Z590, H570, B560 y H510 llegarán a la misma fecha el próximo año.

También quedan algunas preguntas sobre la arquitectura en la que se basará Rocket Lake. Intel se ha aferrado a su nodo de proceso de 14 nm durante varios años, en gran parte debido a sus problemas con la transición al proceso de 10 nm. Su procesador móvil de 11ª generación, Tiger Lake, se basa en el proceso de 10 nm, pero eso no significa necesariamente que Rocket Lake también lo esté.

Los rumores apuntan a que se basa en el mismo proceso de 10 nm, pero llevado al proceso de 14 nm. Si es cierto, esa podría ser una forma interesante de hacer que estas próximas CPU sean mejores que las de la décima generación. Intel puede obtener resultados limitados de su diseño de 14nm a estas alturas, y lo vimos alcanzando sus límites con las CPU de gama alta cuando las analizamos en junio de 2020.

Rocket Lake también podría basarse en el diseño de chiplet de sus procesadores móviles de 11ª generación, lo que significa que podría tener múltiples matrices y capas de componentes electrónicos empaquetados en un solo paquete de chip. Si ese es el caso, entonces es posible que algunos procesadores de escritorio de 11ª generación también vengan con los nuevos gráficos integrados Iris Xe de Intel. Todo lo que queda por especular es cuán rápidas serán estas nuevas CPU de escritorio. Con suerte, obtendremos todos los datos antes de fin de año.Subscribe to our newsletter!Type your emailSign me upBy subscribing you agree to our Terms of Use and Privacy Policy.

Mientras tanto, se espera que AMD revele más detalles sobre su próxima generación de procesadores de escritorio, la serie Ryzen 4000, que se basará en su arquitectura Zen 3. Zen 2, en el que se basan las CPU de la serie 3000, sentó las bases para una generación increíble de procesadores, pero se espera que Zen 3 haga mucho, mucho más.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here